martes, 25 de octubre de 2011

La mitad de los ancianos cubanos siente temor o incertidumbre respecto a su situación económica o de salud

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Cuba se enfrenta a una encrucijada de políticas sociales y económicas ante el ritmo de envejecimiento y disminución de su población. Por primera vez se ha realizado un estudio que revela detalles de las condiciones de vida de los mayores de 60 años.

Informa así ABC


En los últimos 25 años, en Cuba, el envejecimiento se incrementó en 6,5 puntos porcentuales y en 2010 la población de la tercera edad superó a la comprendida entre 0 y 14 años al alcanzar el 17,8 por ciento del total de los 11,2 millones de habitantes, según informa Efe.

Un estudio de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) divulgado estos días prevé que para 2025 los cubanos habrán disminuido en más de 203.000 personas, que su edad promedio pasará de 38 a 44 años y que la cifra de adultos mayores ascenderá a 3,3 millones en 2030. Se trata de la Encuesta Nacional de Envejecimiento Poblacional realizada entre diciembre de 2010 y marzo de 2011 con indicadores como salud, apoyo y seguridad económica.

Pero lo más grave son las condiciones de vida de muchos ancianos en el último régimen comunista del Hemisferio Occidental. Según la encuesta, uno de cada dos adultos mayores “siente temor o incertidumbre” respecto a su situación económica o de salud en el futuro. El 60 por ciento afirmó tener “privaciones y carencias”, mientras que 4 de cada 10 personas respondió que “puede vivir entre bien y un poco apretado”.

Diez dólares mensuales

Un 71,2 por ciento reconoció que sus ingresos provienen de la jubilación o pensión -que en la isla es de una media de 250 pesos cubanos mensuales (unos diez dólares)-, mientras que un 15 por ciento recibe “ayuda de familiares residentes en Cuba o en el exterior”. Para su supervivencia, muchos de ellos se ven obligados a vender pequeñas mercancías en el mercado negro, según explicaron a ABC activistas de derechos humanos.

Los ancianos cubanos costean fundamentalmente sus gastos médicos (medicamentos) y las facturas de servicios subvencionados por el Estado como electricidad, gas y agua, pero sólo un 44 por ciento cubre todos sus gastos alimentarios.

La mayoría se queja de su entorno por la falta de iluminación, higiene y el estado de las calles, en tanto ven la televisión y la radio como sus principales fuentes de diversión. Preguntados sobre “lo que más desean y no pueden permitirse por razones económicas”, un 42,5 por ciento mencionó que adquirir o arreglar una vivienda, y un 16,2 por ciento dijo que disfrutar de unas vacaciones, viajes o excursiones.

En general, el estudio destaca que Cuba presenta un “crecimiento poblacional muy bajo (nulo)”, con índices de fecundidad por debajo del nivel de reemplazo, baja mortalidad infantil, elevada esperanza de vida (78 años) y un saldo negativo de la migración externa.