miércoles, 26 de octubre de 2011

La banca deberá llegar al 9% de capital en junio: la UE limitará dividendos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los mandatarios de los 27 países que configuran la Unión Europea emitieron un comunicado con las guías que regirán el fortalecimiento de la gran banca europea.

El Economista lo reportó así:


Los grandes bancos de la Unión Europea tendrán hasta el 30 de junio de 2012 para recapitalizarse y lograr un ratio de capital de calidad del 9% tras valorar a precio de mercado su exposición a la deuda pública. En el caso de España, eso supondría una depreciación de menos del 2% en sus bonos soberanos, según adelantó el sábado la vicepresidenta Económica, Elena Salgado. La UE y la banca no se ponen de acuerdo sobre Grecia: no habrá cifra sobre el fondo de rescate.

Tras una reunión de una hora y media, los mandatarios de los 27 países que configuran la Unión Europea emitieron un comunicado con las guías que regirán el fortalecimiento de la gran banca europea, que se erige como uno de los «cortafuegos» que frenará el contagio por el impago de la deuda griega.

Según el comunicado, hasta que no logren el capital exigido, las entidades estarán sujetas a «limitaciones por lo que se refiere al pago de dividendos y bonus».

Esta imposición va en línea con lo que solicitó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. «Los bancos que no tengan el capital exigido deberán presentar planes para lograrlo lo antes posible. Hasta que lo hagan, se les deberá prohibir el pago de dividendos y bonus», propuso hace unos días Barroso.

La recapitalización de la banca podría ser prácticamente el único tema en discusión en la cumbre de esta tarde, después de que se hayan vuelto a enfriar las expectativas en torno a un acuerdo sobre los otros temas que están sobre la mesa: Grecia, la cobertura de bonos y la ampliación del fondo de rescate.

El comunicado no recoge, por el momento, ninguna cifra a las necesidades de capital de la banca comunitaria, aunque diversas fuentes señalan que ascendería a alrededor de 100.000 millones de euros. En la medida en que no se ha llegado a ninguna conclusión sobre las pérdidas que deberán asumir los inversores privados en Grecia, aún no se puede concretar ninguna cifra.

Para alcanzar el umbral exigido, «los bancos deben usar primero fuentes privadas de capital, incluyendo la reestructuración y conversión de instrumentos de deuda en capital», señala el documento. «Si es necesario, los Gobiernos nacionales deben prestar ayuda, y si este apoyo no está disponible, la recapitalización deberá financiarse vía un préstamo del fondo europeo de estabilidad financiera», destacan las conclusiones.

Los líderes europeos reclaman a los supervisores nacionales que garanticen que «los planes de los bancos para reforzar su capital no lleven a un excesivo desapalancamiento o a una presión indebida sobre la deuda soberana y que se mantenga el flujo de crédito a la economía real».

La recapitalización afectará sólo a las grandes entidades de la UE consideradas sistémicas. En el caso de España, se trata del Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Popular.