jueves, 27 de octubre de 2011

Los mercados mundiales abren en alza tras acuerdo para salvar a la Eurozona

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los mercados mundiales respondieron de manera positiva este jueves al acuerdo conseguido en Europa para salvar a la Eurozona.

Últimas actualizaciones:

1:20 pm – El Presidente Barack Obama se pronunció sobre el acuerdo que alcanzaron los líderes europeos en Bruselas y que plantearía una solución a la crisis que vive ese continente.

“Damos la bienvenida a las decisiones tomadas anoche por la Unión Europea, que suponen la base esencial para una solución definitiva a la crisis en la Eurozona. Esperamos ver un desarrollo completo y una rápida aplicación del plan”, dijo Obama, según reseñó el diario El País.


En Norteamérica los mercados abrieron con ganancias por encima del 2%. El Dow Jones ganaba 241,43 puntos (2,03%) y se situaba en 12.110,50. El S&P 500 llegaba a 1.273,02 luego de un alza de 31,02 (2,50%). El Nasdaq crecía 65,07 puntos (2,45%) y alcanzaba 2.715,74 puntos.

En Canadá, el TSX crecía 254,06 puntos (2,08%) y llegaba a 12.440,12.

El País reporta que ante el escenario del acuerdo, los grandes bancos de EE. UU. se disparan. Morgan Stanley es el gran ganador al comienzo de la jornada, con un repunte de 11,4%. Citigroup y Goldman Sachs lo hacen en 6%. Le sigue Bank of America y JP Morgan Chase con un 5%, informa Sandro Pozzi

Reporte de AFP:

Los dirigentes políticos y los mercados saludaron este jueves el acuerdo concluido con gran dificultad en Bruselas para un plan anticrisis destinado a salvar la zona euro, que contempla una quita de 50% de la deuda griega y un fondo de ayuda de hasta un billón de euros.

Acuerdo que el día de hoy se reflejó en las principales Bolsas europeas que abrieron la sesión del jueves en fuerte alza.

El índice Footsie-100 de la Bolsa de Londres ganaba 1,72% en los primeros intercambios, el CAC 40 de la plaza de París ganaba 3,74%, el Dax de la Bolsa de Fráncfort subía 3,43% y el Ibex 35 de la Bolsa de Madrid 3,02%.

Las Bolsas, el euro y el petróleo estaban todos orientados al alza este jueves por la mañana, horas después del fin de una larga cumbre de los dirigentes de la zona euro que negociaron toda la noche bajo presión.

El acuerdo de Bruselas llegó tras horas de debate

Los dirigentes de los 17 países de la eurozona que terminaron el encuentro hacia las 04H00 locales (02H00 GMT) proclamaron el sentimiento de haber cumplido con su deber.

“Creo que estuvimos a la altura de las expectativas y que hicimos lo que había que hacer por el euro”, afirmó la canciller alemana, Angela Merkel, al finalizar la reunión de más de diez horas.

“Creo que el resultado será recibido con alivio por el mundo entero que esperaba respuestas fuertes de la zona euro”, declaró por su parte el presidente francés Nicolas Sarkozy.

Numerosas capitales expresaron alivio tras la decisión de los 17 de reducir la deuda de Grecia y de movilizar hasta un billón de euros para impedir el contagio de la crisis, en particular en España e Italia.

En el detalle, los europeos lograron pasar un punto de bloqueo central para su sistema de defensa frente a la crisis que desestabiliza la moneda única desde hace dos años: la quita de una parte de la deuda griega de los bancos acreedores.

Según el acuerdo los banqueros deben aceptar una quita voluntaria del 50% de la deuda que detentaban en ese país, es decir 100.000 millones de euros de una deuda pública total de 350.000 millones de euros (162% del PIB).

Atenas recibirá además nuevos préstamos de Europa y del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 100.000 millones de euros de aquí a fin de 2014, en el marco de un programa que reemplaza el de 109.000 millones de euros decidido en julio.

Sarkozy, Merkel y la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, tuvieron que intervenir durante la noche para alcanzar un compromiso con los bancos cuando las discusiones no avanzaban.

El 21 de julio se logró un primer acuerdo con los bancos para reducir 21% de la deuda que tienen en Grecia.

Pero esto ya no es suficiente y el país está estrangulado financieramente. Por ello los esfuerzos desde hace varias semanas para llegar mucho más lejos.

Alemania ejerció una intensa presión, exigiendo un esfuerzo mucho más importante, superior a 50% y amenazando a los bancos de obligarlos a hacerlo si fuese necesario.

Francia y el Banco Central Europeo (BCE) se habían opuesto por temor a un efecto dominó en toda Europa.

A cambio del esfuerzo pedido al sector bancario, la Eurozona se comprometió a inyectar el capital necesario en la banca para amortiguar el impacto por las pérdidas.

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) calculó que los bancos europeos necesitan 106.000 millones de euros para recapitalizarse.

Los países que más inyección de capital necesitan son Grecia (30.000 millones), España (26.161 millones) e Italia (14.770 millones). No obstante, los mercados estiman que las necesidades de los bancos son muy superiores y el FMI se refirió a 200.000 millones de euros.

Europa además previó un mecanismo complejo y ambicioso para rescatar a las economías comunitarias amenazadas.

Para ello decidió aumentar la capacidad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (Feef) hasta un billón de euros, que le servirían si tuviera que rescatar a un país de la dimensión de Italia (tercera economía de la Eurozona).

El fondo de rescate europeo estaba dotado de 440.000 millones de euros, pero ya había prestado a países como Grecia, Portugal e Irlanda.

Para reforzar el Feef se prevén utilizar dos mecanismos en forma combinada, dijo una fuente europea.

El primero prevé que el fondo garantice entre un 20% y un 30% de eventuales pérdidas en los títulos de deuda emitidos por países miembros de la zona euro, con el fin de impulsar a los inversionistas a comprar deuda de economías fragilizadas.

El segundo sería crear uno o varios vectores para ofrecer esta deuda a inversores privados e incluso a países emergentes desbordantes de divisas como China o Rusia. El tema es sin embargo políticamente muy sensible y es imposible cifrarlo.

China y Rusia dieron a conocer su interés y el jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, debe entrevistarse sobre el tema este jueves con su homólogo chino Hu Jintao.

Japón también prometió este jueves su ayuda ya que “una Europa estable es del interés de nuestro país”, según su ministro de Finanzas, Jun Azumi.

Finalmente la zona euro también cuenta con la continuación de la política de apoyo del BCE, que actualmente mantiene a flote a Italia y España comprando su deuda pública en los mercados para evitar que las tasas de intereses de las obligaciones suban demasiado.

Los dirigentes europeos aseguraron además medidas para reformar la gobernanza económica. Este jueves se dio un primer paso en ese sentido con el anuncio, del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Duaro Barroso, de crear un “super-comisario del euro” ampliando las funciones de Olli Rehn, comisario a cargo de los Asuntos Económicos y Monetarios.

Este nombramiento podría anticipar, a más largo plazo, la creación de un ministro de Finanzas de la zona euro.