martes, 1 de noviembre de 2011

Presidente Santos liquida el servicio de espionaje vinculado al Gobierno uribista

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) estuvo envuelto en grandes escándalos de seguimientos a opositores, periodistas y jueces.

Informa así El País

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, firmó el lunes el decreto con el que eliminó el organismo de espionaje estatal, una cuestionada agencia infiltrada por los paramilitares y acusada de hacer seguimientos ilegales a políticos opositores, periodistas, jueces y defensores de derechos humanos, informó Efe.

El anuncio formal de disolución del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) se produjo minutos después de confirmarse la victoria en las urnas a la alcaldía de Bogotá del exguerrillero Gustavo Petro. El resultado ha supuesto un espaldarazo a la política de Santos y un revés definitivo para la herencia del expresidente Álvaro Uribe, que ha visto como han sido derrotados los candidatos a los que apoyaba.

El DAS es un organismo de espionaje que dependía directamente de la presidencia y durante el periodo de Uribe (2002-2010) estuvo envuelto en gravísimos escándalos. Entre las víctimas de sus seguimientos ilegales estuvo el propio Gustavo Petro.

Santos señaló el lunes a periodistas que las funciones que cumplía el DAS las asumirán otras entidades del Estado. “El caso del DAS no es de una transformación, no es una reforma; el caso del DAS es una liquidación, se suprime el DAS”, resaltó Santos. Tras la liquidación del DAS, que ha estado en servicio 58 años, se ha creado la Agencia Nacional de Inteligencia Colombiana (Anic).

A continuación, el ya exdirector del DAS, Felipe Muñoz, anunció que el 92% de los funcionarios (más de 5.000) pasarán a trabajar en la Fiscalía, el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Policía Nacional.

Entre los escándalos acumulados por el DAS se cuentan seguimientos y escuchas telefónicas a políticos opositores, defensores de derechos humanos, periodistas e incluso personalidades del exterior. En septiembre pasado, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), condenó a 25 años de prisión al exdirector del DAS, Jorge Noguera Cotes, quien fue acusado por un subalterno de haber puesto el organismo al servicio de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización que se disolvió a mediados de 2002 con el desarme de más de 31.000 paramilitares, dentro de un diálogo de paz con el Ejecutivo.

Hasta el momento, al menos una docena de funcionarios o exfuncionarios del DAS han sido procesados o condenados por su responsabilidad en los supuestos espionajes, incluida María del Pilar Hurtado, quien lo dirigió de 2007 a 2008 y quien recibió asilo en Panamá en 2010.

En 2009, Estados Unidos presionó al presidente Uribe para que depurara los servicios de espionaje del DAS, según revelaron los cables diplomáticos secretos filtrados por Wikileaks y publicados por EL PAÍS. EE UU tomó cartas en el asunto cuando descubrió que un funcionario de su Embajada en Bogotá había sido espiado.

Las tareas relacionadas con la inmigración pasan al Ministerio de Relaciones Exteriores que “va a ser la entidad responsable para toda la política y todo el esquema de inmigración del país”, dijo Santos.

La protección de personajes de la vida nacional, otra de sus funciones hasta ahora, será competencia del Ministerio del Interior. El traspaso de poderes a estos dos ministerios es efectivo desde el mismo martes 1 de noviembre.

Gradualmente, los funcionarios que trabajaban en el DAS, serán reubicados en otras entidades del Estado, anunció Santos. Al referirse a los documentos secretos que reposan en los archivos de la liquidada entidad, estos se mantendrán, señaló Santos, y explicó que se ha llegado a un acuerdo con la Procuraduría General “para ir depurando esos archivos, de forma tal que garantice la idoneidad y el secreto” de los mismos.