martes, 1 de noviembre de 2011

Un hotel de Madrid que fue ocupado por indignados ya tiene sus primeros residentes

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La estructura fue ocupada por los «indignados» en el marco de las protestas. Las nuevos habitantes del hotel serían parejas y dos mujeres mayores. La señal de «habitación okupada» indica que ese espacio ya no se encuentra disponible.

El País lo reportó así:

El hotel Madrid es, desde esta tarde, el nuevo hogar de dos mujeres mayores y parejas. Varios inquilinos desahuciados se han instalado en la tercera planta del edificio okupado por el 15-M y han colgado en la puerta el cartel de «habitación okupada». Hasta la asamblea de mañana no se conocerá el número preciso de los primeros inquilinos y no se harán las presentaciones, pero lo que sí se sabe es que esta noche los desahuciados dormirán a cubierto.

Una de las recién llegadas es una mujer de 75 años que fue desalojada de su casa en Carabanchel la semana pasada por impago. A media tarde, el movimiento 15-M le daba la bienvenida a través de las redes sociales y esta noche ya tiene donde dormir: en una de las habitaciones del hotel Madrid de la calle Carretas, hotel okupado por el 15-M tras la manifestación del 15 de octubre. A partir del jueves se estudiarán además otros casos de víctimas de desahucio que necesiten un techo, como las 16 familias que llegan al hotel apadrinadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Cuando haya más inquilinos, se ampliarán las zonas de residencia a la cuarta y quinta planta. Siempre y cuando se hayan podido acondicionar las habitaciones para vivir. No se trata simplemente de facilitar un espacio a los desahuciados, sino de garantizar que en cada sala exista el mobiliario básico. El edificio tiene luz, sin embargo, no hay agua corriente. Los ocupantes tienen que ir a la planta bajo para rellenar cubos de agua si quieren utilizar el servicio.

Desde el primer momento, el 15-M debatió sobre la posibilidad de destinar el edificio , de varias plantas, como vivienda temporal para personas que se quedaran en la calle tras un desahucio. La asamblea acordó dedicar las habitaciones del hotel a esta finalidad 10 días después del primer debate. La medida, no obstante, se aceptó como una solución temporal para quien lo necesitara y no como una residencia permanente. Las familias que se instalen en el hotel deberán abandonarlo en un plazo indefinido que termina con la okupación para ellas de otra vivienda que sea propiedad de un banco, del Ivima o de las empresas municipales de la vivienda.