martes, 1 de noviembre de 2011

Vicepresidente Chehade puede perder su cargo si no convence a la Comisión de Ética

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El segundo vicepresidente peruano, Omar Chehade, está en problemas serios. Mañana deberá convencer a la Comisión de Ética del Congreso sobre las acusaciones hechas en su contra. Si la comisión juzga que sus alegatos no son convincentes lo pueden suspender de su cargo como congresista y además el Ejecutivo puede pedirle la renuncia a la vicepresidencia.

La República

Si el congresista y segundo vicepresidente de la República, Omar Chehade, no es convincente en sus descargos que hará mañana ante la Comisión de Ética del Congreso, su suerte estará echada.

De ser así, Chehade perdería en tres campos: la Comisión de Ética,  la Fiscalía y el Ejecutivo, sostuvo Javier Diez Canseco, congresista de Gana Perú.

Según Diez Canseco, la Comisión de Ética tiene la facultad de suspenderlo de su actividad parlamentaria hasta por 120 días.

Además, la investigación preliminar del fiscal podría culminar  con que no hay lugar a proceso o pedir al Congreso el levantamiento del fuero y abrirle proceso.

Se informó que, incluso, el propio Omar Chehade tendría que pedir licencia temporal como miembro de la Comisión de Constitución y del Subgrupo de Acusaciones Constitucionales.

“El miércoles se definirá su situación, de acuerdo a los descargos en la Comisión de Ética. Allí se definirá un cuadro más claro. Si no hay  un levantamiento convincente (de Chehade) de las acusaciones que se le imputan, no solo se tomará una decisión  en la Comisión de Ética sino también en la bancada de Gana Perú y en el Ejecutivo”, dijo el parlamentario.

Agregó que el Ejecutivo no puede destituirlo, pero sí plantearle la posibilidad de renuncia o inmediata licencia.

El Congreso puede ponerlo a disposición del Ministerio Público y vacarlo en el cargo de vicepresidente si el Poder Judicial  comprueba la comisión del delito.

El dato

Cargo. El jurista Enrique Bernales señaló que el cargo de vicepresidente es renunciable,  y puede ser destituido por comisión de delito. Dice que puede quedarse un solo vicepresidente.