miércoles, 2 de noviembre de 2011

Abogado de Sendero Luminoso dice que lo que se vivió en Perú no fue terrorismo sino guerra civil

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El abogado de Abimael Guzmán trató hoy de justificar las actividades de Sendero Luminoso. Calificó que lo que se vivió en Perú fue una guerra civil y no terrorismo. Dijo que dentro de los objetivos políticos del grupo, la sociedad debería pagar una “cuota de sangre”. También expresó que el Perú tiene mente de “carcelario” y que no todo se puede solucionar encerrando a la gente.

La República

Alfredo Crespo, abogado del líder del grupo terrorista Sendero Luminoso (SL) Abimael Guzmán, y subsecretario del Movimiento por la Amnistía y Los Derechos Fundamentales (Movadef), brazo legal de SL, expresó que en el conflicto que el grupo armado de ideología comunista empezó en 1980 (para el cual se preparó 10 años), no fue terrorismo, sino una guerra civil.

“Lo que ocurrió en nuestro país no ha sido terrorismo (…) fue una guerra civil, la inició en Partido Comunista del Perú contra el Estado Peruano”, expresó en el programa Buenos Días Perú.

Sendero Luminoso tuvo una serie de líneas de acción para tomar el control del país, siendo la primera la ‘guerra de guerrillas’. El grupo armado tuvo como uno de sus objetivos matar a líderes políticos, generar vacíos de poder y tomar control de poblados en todo el país de manera progresiva. Desde un inicio, se estableció que para ejercer su poder debería pagarse una “cuota de sangre”.

La formación política y militar fue pilar de sus acciones subversivas, cuyos atentados con bombas y sabotajes a sectores del Estado y la población sembraron el miedo por años.

Para el letrado, cuyo grupo se mostró de acuerdo con las declaraciones del ministro de Trabajo, Rudecindo Vega, para una amnistía general, el Perú tiene “mentalidad de carcelero”, para creer que todo se soluciona encerrando a las personas. “El Perú es un país muy rencoroso”, sentenció.

Según la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), entre 1980 y el año 2000 se perdieron entre muertos y desaparecidos unas 69 mil 280 personas. El 54 por ciento de esta cifra pereció por obra de Sendero.

Artemio y Antauro

En relación al camarada Artemio, líder senderista situado en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), Crespo expresó que el mencionado terrorista no debe ser procesado, aunque trató de desligarse de sus actividades. “Este problema no se resuelve judicialmente”, opinó.

Además, el entrevistado aseguró que el Movadef se reunió con Antauro Humala, hermano del presidente de la República, preso en el penal de Piedras Gordas por los hechos del Andahuaylazo.

La confluencia se realizó, dijo Crespo, en marco del último proceso electoral para “confluir fuerzas a fin de lograr una representación”.