miércoles, 2 de noviembre de 2011

Atacan las instalaciones de la revista Charlie Hebdo de Francia con una bomba molotov

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El local donde se edita la revista Charlie Hebdo, en París, fue víctima de un ataque con bomba molotov en la madrugada de hoy. El artefacto provocó graves daños a las instalaciones pero no dejó víctimas.

Se sospecha que los autores del ataque son islamistas extremistas, molestos por la próxima salida mañana de la revista, bajo el título Sharia Hebdo y la caricatura que lo ilustra es Mahoma, como “redactor en jefe”. El sitio Internet de la revista también sufrió un ciberataque.

El Pais

La redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo ha resultado gravemente dañada por un ataque perpetrado con una cóctel molotov esta noche en París. La agresión ocurrió después de que la revista anunciara que en el próximo número, que está previsto que se publique mañana y se centrará en la victoria electoral de los islamistas de Ennhada en Túnez, la cabecera sería rebautizada como Sharia Hebdo. Una caricatura del profeta Mahoma, designado como «redactor jefe» del número, aparece en la portada.

El ataque, perpetrado sobre la una de la madrugada, ha provocado graves daños materiales. Uno 120 metros cuadrados resultaron carbonizados. Nadie resultó herido.

La revista también ha sufrido un ciberataque a su página web, que esta noche presentaba un pantallazo con una imagen de La Meca y un texto escrito en inglés y en turco que rezaba: «No hay más Dios que Alá». El mensaje también denunciaba la utilización de la figura de Mahoma «con caricaturas groseras y vergonzosas bajo el pretexto de la libertad de expresión».

Según los responsables de la revista, el ataque está directamente relacionado con la publicación de este último número, que había provocado ya insultos y amenazas vía Twitter o Facebook.

El primer ministro francés, Francois Fillon, expresó su «indignación» por el ataque.

No es la primera vez que Charlie Hebdo, que se edita desde 1970 y actualmente distribuye unos 50.000 ejemplares por semana, tiene problemas por un asunto similar.

En 2006, tras reproducir las caricaturas de Mahoma del periódico danés Jyllands-Posten que provocaron la ira de los islamistas radicales en varios países, el periódico recibió amenazas y llegó a ser denunciado por injurias con base religiosa.

La publicación, que entonces dirigía Philippe Val, fue absuelta en primera y segunda instancia, al considerarse que las caricaturas de Charlie Hebdo no atacaban al islam sino a los integristas.

Aunque las maquetas y abundante material de la revista han resultado destruidos durante el ataque de esta noche, el semanario saldrá normalmente esta semana ya que el último número ya había salido hacia los kioscos cuando se produjo el ataque, aseguró el director de la revista.

«Somos indigentes y ya no tenemos con qué hacer el periódico. Espero que (Charia Hebdo) no será el último», declaró el director de la revista, Charb, a la cadena Europe 1, que precisó que aunque el semanario se juega su supervivencia, «en principio no les dejará terreno a los islamistas».

Según los medios galos, aún no se han producido detenciones relacionadas con el ataque.