jueves, 3 de noviembre de 2011

El G20 pide a la Unión Europea una solución rápida y concreta para salir de la crisis

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Terminó el primer día de la cumbre de la G20 que se celebra en Cannes con una misión clara: salvar a la Zona Euro y en especial conseguir una solución para la crisis en Grecia.

Reporte de Europa Press:

Estados Unidos, Rusia, China y otros países del G-20 han presionado a la Unión Europea para que acelere la puesta en práctica del plan contra la crisis de deuda acordado en la cumbre del Eurogrupo de la semana pasada y dé una solución definitiva a los problemas de Grecia por entender que aumentan el riesgo de recaída en la recesión de la economía mundial.

El agravamiento de la crisis griega ha acaparado la atención durante la primera jornada de la cumbre del G-20 en Cannes. Tras amenazar por primera vez explícitamente a Atenas con una salida del euro, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, han celebrado la posible desconvocatoria del referéndum anunciado por el primer ministro griego, George Papandreu, sobre las condiciones al rescate, que provocó alarma en la UE y desestabilizó los mercados.

«El aspecto más importante de nuestra tarea durante los próximos dos días es resolver la crisis financiera aquí en Europa», ha dicho el presidente estadounidense, Barack Obama, en una breve comparecencia conjunta con Sarkozy. «La UE ha dado algunos pasos importantes hacia una solución global -ha agregado-, pero aquí en el G-20 tendremos que concretar los detalles sobre cómo se aplicará el plan de forma total y contundente», ha agregado.

«Europa debe ayudarse a sí misma. La UE lo tiene todo para hacerlo: la autoridad política, los recursos financieros y el respaldo de muchos países», ha resaltado por su parte el presidente ruso, Dimitri Medvedev.

 «Creemos que Europa tiene la sabiduría y la capacidad de resolver los problemas de deuda. Al mismo tiempo, el resto del mundo debería apoyar y ayudar», ha insistido el primer ministro chino, Hu Hintao.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, ha dicho que los líderes discutieron planes de contingencia por si Grecia deja la eurozona pero ha añadido que espera «que prevalezca la razón y el plan sea aceptado (por Grecia)».

«La eurozona está dispuesta a continuar apoyando a Grecia, pero Grecia debe cumplir el paquete pactado el 26 y 27 de octubre y, en particular, continuar aplicando el programa de la UE y del FMI. Esto tiene que quedar muy claro», han dicho los presidentes de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y el del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en un comunicado conjunto.

«Queremos que Grecia siga en el euro», han insistido los dos mandatarios, que han lanzando un nuevo llamamiento  a la «unidad nacional y política» en el país.

También el presidente francés ha dicho que desea que Grecia siga en el euro pero ha dejado claro que este deseo debe ser compartido por los ciudadanos helenos. Asimismo, ha calificado de «valiente» y «responsable» la decisión del líder de la oposición, Antonis Samaras, de apoyar el plan del 26 de octubre y se ha felicitado por la posible desconvocatoria del referéndum.

Pero los líderes europeos mantienen su desconfianza en Grecia y por ello se han comprometido a aplicar «muy rápidamente» los acuerdos de la cumbre del Eurogrupo. En particular, el refuerzo del fondo de rescate para que alcance una potencia de un billón de euros, con el objetivo de frenar el contagio a España e Italia.

Esta ha sido la principal decisión del encuentro mantenido por Sarkozy, Merkel, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, antes del inicio del G-20. Los mandatarios han pedido además a Berlusconi que aplique los ajustes comprometidos con el fin de aliviar la tensión de los mercados.

«Es necesario que la eurozona envíe a todo el mundo un mensaje de credibilidad», ha insistido Sarkozy. «El euro es el corazón de Europa. No podemos aceptar la explosión del euro, porque eso significaría la explosión de Europa», ha agregado. «Y Europa es la garantía de la paz en el continente donde nos hemos comportado de forma más brutal y violenta en el siglo XX», ha subrayado.

Más temprano:


El Presidente Barack Obama se unió al resto de los líderes en Cannes para dar inicio a la reunión del G20, que se centrará en la crisis de deuda de Grecia y los problemas de Europa.

El Primer Ministro Stephen Harper y el presidente chino, Hu Jintao también llegaron a la ciudad en el sur de Francia para participar en la conferencia de dos días.

Obama declaró al llegar a Francia que “el aspecto más importante de nuestra tarea de los próximos dos días es resolver la crisis financiera de Europa”.

El Presidente americano dijo que la Unión Europea tomó “algunos pasos importantes hacia una solución comprensiva”, pero queda mucho trabajo por hacer.

“Aquí en el G20 tenemos que conseguir más detalles sobre cómo el plan será completamente y decisivamente aplicado”, dijo Obama en relación al plan de rescate de la región.

La cumbre también servirá para discutir temas como la seguridad alimentaria, la reforma del sistema monetario internacional y la volatilidad de los precios de las materias primas, aunque todos esos temas podrían ser opacados por la crisis de Grecia y toda Europa.

El Primer Ministro George Papandreu defendió su decisión de anunciar un referéndum para la aprobación del último plan de austeridad en una reunión con la canciller alemana Angela Merkel y el Presidente francés Nicolas Sarkozy.

Por su parte, el jefe de gobierno de Canadá dijo que “es imperativo que el G20 muestre liderazgo y lleve adelante reformas críticas”, según un comunicado. “Los mercados financieros así como la población estarán esperando que un plan de acción concreto y ambicioso salga de Cannes”, dijo Stephen Harper.

Fuente: CBC