viernes, 18 de noviembre de 2011

Alejandro Poiré, de 40 años, nuevo ministro del Interior de México

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Alejandro Poiré es el nuevo ministro del Interior (Gobernación) de México. Es un hombre de confianza de Felipe Calderón. Un profesional calificado, graduado en ciencias políticas de Harvard y dictó una cátedra en esa institución. Comparte con el presidente el estilo de la lucha frontal con el crimen y viene de ocupar cargos en los servicios de inteligenia del gobierno mexicano.

El País

El presidente mexicano Felipe Calderón ha nombrado este jueves como secretario (ministro) de Gobernación a Alejandro Poiré – de 40 años – en sustitución de Francisco Blake Mora, quien junto con siete personas falleció el viernes pasado al estrellarse el helicóptero en que viajaba a las afueras de la capital mexicana.

El nombramiento no ha significado sorpresa alguna, pues está dentro de la línea del mandatario mexicano de promover sólo a colaboradores de su entorno más cercano. La designación, además, privilegia la seguridad frente a la política, puesto que Poiré se ha especializado en sus últimos cargos en combatir el crimen, el eje de la administración Calderón.

En la residencia oficial de Los Pinos, Calderón explicó que designaba a Poiré “por su profundo conocimiento y vasta experiencia en materia de seguridad”. El presidente subrayó sin embargo que el nuevo secretario de Gobernación también cuenta con experiencia en los ámbitos político, electoral y migratorio.

Hasta este jueves, Poiré – doctorado en ciencia política por la universidad de Harvard, donde incluso ha impartido cátedra— era el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), los servicios de inteligencia del gobierno mexicano. Fue, sin embargo, un director efímero, puesto que tomó posesión de este puesto en septiembre pasado.

Antes del CISEN, Poiré fue durante un año secretario técnico del Gabinete de Seguridad Nacional y Portavoz de la estrategia nacional de Seguridad. Con el nombramiento, Poiré regresa a Gobernación, donde ya fue comisionado para el desarrollo político y subsecretario encargado de asuntos migratorios y religiosos. Anteriormente, el nuevo secretario había trabajado en la Presidencia de la República como director de análisis político.

Cuando fue nombrado director del CISEN, Poiré declaró ante el presidente que “nada me ha dado más orgullo, más satisfacción, que el poder acompañarle desde esa posición en ésta, la lucha de México por una seguridad auténtica y duradera”.

Como portavoz de la estrategia anticrimen de Calderón, Poiré logró por fin unificar un discurso en torno a esta, así como plantear algunas tesis sobre la marcha de esa estrategia, planteamientos que, si bien fueron refutados por algunos especialistas, él estuvo dispuesto a debatir tanto con esos críticos como con la prensa.

Como tarea inmediata, Poiré tendrá que lograr la confianza de los distintos actores políticos, enfrascados ya en las tensiones del proceso electoral que culmina en julio de 2012, cuando se elija al nuevo presidente de la República.