sábado, 19 de noviembre de 2011

¿Cómo manejar las finanzas personales cuando se es inmigrante?

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

“Debemos tener cuidado con las finanzas personales”, una frase que todos escuchamos (palabras más, palabras menos) prácticamente desde la adolescencia. Pero ¿qué pasa cuando uno toma su vida, su familia, sus anhelos y sus nuevas metas y las lleva -junto con sus finanzas personales- a todo un nuevo entorno, una nueva ciudad…un nuevo país? ¿Qué debo hacer con mi capital, mis ahorros y mis inversiones cuando emigro?

Oscar Cardozo es un experto financiero que no solo habla desde el tecnicismo económico, sino desde la experiencia propia. Su consejo principal: “debemos tener cuidado con las finanzas personales”, aunque en pocos minutos despliega una serie de recomendaciones y argumentos que bien vale la pena tener anotados en la agenda o en la lista to-do que acompaña a los objetivos que se plantea todo inmigrante en su nueva vida.

“Desde que comienza la idea de emigrar hasta que obtuvo la visa para venir a Canadá, lo mínimo que necesita una familia promedio -con el perfil del profesional calificado-  es 20.000 dólares. Es mucho dinero para una familia latinoamericana tipo. Es, en muchos casos, lo que esa misma familia produce en un año. Esas mismas personas, muy probablemente, van a requerir entre 60.000 y 100.000 dólares para mantener el estilo de vida que tenían en su país de origen. Cuando se tiene en mente y se comprende esa realidad, es en ese momento que reafirmas que las finanzas personales representan una clave”, explica.

Para este especialista, lo primero que debe hacer un inmigrante que se encuentra en esos primeros meses de inmigración es: estar fuera de deudas. “Los primeros años no son fáciles”, advierte. Sin ánimos de asustar, sino de más bien dar una guíar a quienes están o estarán pronto en este proceso, Cardozo indica que el emigrar y en este caso específico, a Canadá, pondrá al que llega en una situación de ventaja y en una de desventaja.

“Las desventajas inmediatas son fáciles de palpar. Cuando llegas estás sin producir dinero, sin red de contactos, con un nombre diferente a la mayoría de los que te rodean y en todo un nuevo entorno. Repito, los primeros años no son fáciles. Pero la gente se abre paso y se enfoca en las ventajas que ofrece este país”. Entre ellas están desde la capacidad de no solo aprender sino dominar un nuevo idioma (o dos), hasta la posibilidad de estudiar y desarrollar una carrera, en un ambiente con calidad de vida.

Pero ¿cómo lograr estar fuera de deudas ante un panorama inicial de desventaja? Esta pregunta es parte fundamental del contenido de lo que será la conferencia “Preparando nuestras finanzas para 2012” que realizará Finanzas Canadá el próximo sábado. Sin embargo, el especialista dio a Noticias Montreal un adelanto de esa estrategia que forma parte de la estrategia.oscar

“Hay que apretarse el cinturón”, afirma el experto. “Cuando se trata de parejas, ambas personas deben estar de acuerdo en la forma en la que vivirán esta etapa. Saber que las cosas pueden ser muy diferentes respecto a lo que se está acostumbrado. Hay que ahorrar y el trabajo y el esfuerzo son necesarios. Es parte de la adaptación”.

Aunque parezca no tener relación, el segundo tip que da Cardozo a todos los que están llegando, estableciéndose o en proceso de venir a Canadá, es: aprenda, lo mejor que pueda, la lengua local. “No se trata de hacerlo a nivel básico, para solo poder comunicarse aquí. Lo ideal es que quien ya esté haciendo su vida en Canadá, aprenda el inglés o el francés y lo domine. Para ello, deberá conocer incluso la cultura local. Hay quienes viven aquí por años y no logran comunicarse más allá de un nivel básico”. La idea, dice, es tener estas soft skills que permitirán no solo tener un empleo y estabilidad, sino una mayor y mejor adaptación.

La tercera recomendación de Cardozo es: aprender sobre el tema financiero y desde varios ángulos. “Siempre trataremos evitar cosas que nos causan dolor. Por ejemplo. Muchos de los que vienen a Canadá evitan invertir en fondos mutuos, porque, debido a experiencias pasadas en sus países de origen, tienen temor de colocar su dinero en instrumentos que no les generan confianza (dolor). Pero deben saber que en Canadá, estos instrumentos tienen mucho más controles y restricciones. No se trata de un mercado financiero perfecto, pero sí existe un control mayor”, señala.

El aprender también está relacionado con conocer el mundo fiscal, económico y financiero que ahora los rodea. “Hay que conocer los conceptos financieros del lugar”. Desde los beneficios legales que se tienen, los instrumentos, los créditos fiscales, las subvenciones. Hay que aprender sobre la oportunidad y saber que incluso, hasta el Gobierno le interesa que toda persona tenga unas finanzas personales sanas.

Y mientras tanto, en Canadá…

Conocer la realidad económica del país, aunque podría parecer algo técnico también, será de mucha ayuda para arreglar y ordenar las finanzas personales. Es por ello que Cardozo ofrece un panorama general de lo que se espera sea el panorama económico del país durante el año entrante. “Hay que tener claro que nuestra economía es parte importante de la realidad global y que puede estar afectada por cualquier evento que pase en Europa. La exposición de Canadá a su país vecino también es importante y todo lo que pase tanto en Estados Unidos como en la Eurozona puede afectarnos”.

Sin embargo, el especialista destaca que la economía canadiense sigue mostrándose relativamente fuerte ante el acontecer internacional y que la inflación se mantendrá estable. Cardozo cree que las tasas de interés se mantendrán igualmente sin variación. “Lo interesante es que tanto Jim Flaherty, ministro de Finanzas, como Mark Carney, gobernador del Banco de Canadá, han estado pidiendo a la población que no se endeude tanto. Lo están advirtiendo y hay que escucharlos. La economía canadiense sigue siendo relativamente fuerte y estable, pero tenemos que tener en cuenta que está influenciada por lo que pase en el panorama internacional”.


Sobre la conferencia:

Lugar:  Maison de l’Amitié, en el 120, rue Duluth Est, Montréal, Qc H2W 1H1

Precio: $20 por persona, $30 por pareja.

Registrohttp://blog.finanzas.ca/2011/11/14/preparando-nuestras-finanzas-para-2012/

Foto: Pablo A. Ortiz

Foto: