viernes, 25 de noviembre de 2011

Siria rechaza las exigencias de la Liga Árabe y deja que expire el ultimátum

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La organización llama a sus embajadores para aprobar sanciones económicas. Exigen que Damasco permita la entrada de 500 observadores. Dieciocho personas han muerto hoy por represión en las ciudades de Homs, Deraa y Deir al Zor.

Informa así El País

La Liga Árabe, tras una prórroga de 24 horas, ha dado por finalizado el plazo que había ofrecido a Siria para que aceptara la misión de observadores que tutelase el cese de las hostilidades entre opositores y régimen. El vicesecretario general de la Liga, Ahmed ben Heli, según informa Efe, ha informado de que ya se ha puesto en contacto con los jefes de las diplomacias árabes para que se reúnan en El Cairo, donde mañana se celebrará el Consejo Económico y Social. El organismo prevé imponer sanciones económicas a Damasco y pedir el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU.

Aunque los analistas dudan de que el envío de 500 observadores vaya a acabar con el problema, la propuesta es la única que hay sobre la mesa para desbloquear la situación. El progresivo aislamiento internacional del régimen sirio y la creciente polarización de su sociedad apuntan a que la crisis puede degenerar en una guerra civil que pondría patas arriba toda la región. Según la información de los Comités de Coordinación Local, al menos otras 18 personas han muerto hoy por la represión en las ciudades de Homs, Deraa y Deir al Zor. Mientras, el Ejército sirio ha asegurado hoy que10 miembros de las fuerzas aéreas, entre ellos seis pilotos, murieron en un ataque a una base aérea.

Las autoridades barajan la suspensión de vuelos comerciales, la interrupción de las transacciones comerciales entre los Estados y el fin de las operaciones con el banco central. Siria ya sufre desde la pasada primavera una ristra de medidas de castigo por parte de EE UU y de la UE, que incluyen la congelación de activos y prohibición de viajar a una lista creciente de personalidades encabezadas por el presidente Bachar el Asad, y el embargo a sus exportaciones de petróleo, entre otras.

Resulta, sin embargo, improbable que el régimen de su brazo a torcer. El pasado sábado, el ministro de Exteriores sirio, Walid al Muallem, dijo en una conferencia de prensa en Damasco que la misión que pretende la Liga Árabe plantea “condiciones imposibles” y “atenta contra la soberanía nacional”. Siria, que dijo aceptar en principio a los observadores, quería reducir su número de 500 a 80 y que se coordinaran con equipos locales “para garantizar su seguridad”, dos condiciones que fueron rechazadas por la Liga.

Los ministros de Exteriores árabes también han acordado “informar de su decisión al secretario general de la ONU y pedirle que tome las medidas necesarias para apoyar los esfuerzos de la Liga Árabe para resolver el trance en Siria”, según un comunicado. La Liga suspendió la afiliación de ese país a principios de mes.

Foto: Getty