martes, 29 de noviembre de 2011

AMR, matriz de American Airlines, se apega al Capítulo 11 y se declara en quiebra

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La fórmula usada por la compañía permite a las empresas mantener su funcionamiento mientras ponen en marcha su plan de reestructuración financiera pero bajo supervisión judicial. American Airlines seguirá operando con total normalidad según la propia casa matriz, AMR.

A las 10:14 am, las acciones de AMR Corp. caían 82,73% de acuerdo con la información de Market Watch.

El Economista tiene la información:

Tras semanas de rumores basados en sus dificultades económicas, finalmente AMR se ha declarado en bancarrota. Según ha informado, ha solicitado la protección de sus acreedores en virtud del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadounidense, a la que se acogerán tanto la AMR como a sus subsidiarias American Airlines y a American Eagle.

Esta fórmula permite a las compañías mantener su funcionamiento mientras ponen en marcha su plan de reestructuración financiera bajo supervisión judicial. En este sentido, AMR ha asegurado que American Airlines seguirá operando con total normalidad. Además, ha especificado que no tendrá implicaciones legales para sus operaciones fuera de EEUU.

En su comunicado, el grupo explica que ha optado por acogerse a la Ley de Quiebras “con el objetivo de conseguir una estructura de costes y de deuda que sean competitivos en esta industria y para garantizar así la viabilidad a largo plazo y la capacidad de seguir proporcionando un servicio de viajes de calidad a sus clientes.

“Ha sido una decisión difícil, pero es necesario y es el camino correcto para nosotros para ser más eficientes, financieramente más fuertes y más competitivos”, señaló el nuevo presidente y consejero delegado de AMR, Thomas W. Horton, al que han situado al frente del grupo en sustitución de Gerard Arpey.

AMR cuenta con  activos por valor de 24.700 millones de dólares, mientras que su deuda asciende a 29.600 millones de dólares. Según indica en la documentación entregada en el juzgado de quiebras de Nueva York, entre otros factores han influido los elevados costes laborales, que lleva desde 2006 encallada en las negociaciones con los sindicatos para incrementar la productividad.

En octubre llegó a desplomarse más del 30% al considerar los inversores que la posibilidad estaba próxima. Hoy, en los momentos previos a la apertura del mercado estadounidense sus títulos caían hasta un 59%.

 Foto: AP