jueves, 1 de diciembre de 2011

Sarkozy: «hay que refundar Europa para que la historia no se escriba sin ella»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Sarkozy propone refundar europa

De acuerdo con el presidente de Francia, Europa encara en la actualidad un nuevo ciclo económico que está orientado al despalancamiento. Sarkozy afirmó que la causa de esta crisis de remonta  a la década de los setenta con la instauración de la «globalización sin otra regla que la de garantizar la libertad de comercio».

El Economista tiene la información:

El presidente francés Nicolas Sarkozy ha propuesto hoy impulsar junto a Alemania un nuevo tratado de refundación europeo con más disciplina fiscal, pues si «la Unión Europea no cambia rápido, la historia del mundo se escribirá sin ella».

Sarkozy ha anunciado hoy que se reunirá el próximo lunes con la canciller Angela Merkel en París, y que juntos presentarán sus propuestas de cara a la decisiva cumbre del próximo 9 de diciembre, en la que se debería decidir el futuro del euro.

En su opinión, Europa y Francia encaran hoy un nuevo ciclo económico, el del desapalancamiento. El presidente ha pronunciado estas palabras durante un discurso sobre crisis y el futuro de Europa en la ciudad de Toulon, con el objetivo de calmar a los mercados. Es la misma ciudad en la que en septiembre de 2008 arremetió contra las derivas del capitalismo.

El presidente ha afirmado que la causa de esta crisis se remonta a finales de los setenta «con la instauración de una globalización sin otra regla que la de garantizar la libertad de comercio», y subrayó la voluntad del país de volver a tomar las riendas de su destino.

El líder francés  ha asegurado que los planes de austeridad por sí solos podrían llevar a una nueva recesión e incluso a una depresión. Además, cree que la austeridad sola haría pagar al pueblo francés prácticamente todo el coste de la recuperación.

Eso sí, Sarkozy ha reconocido que los recortes y las reformas económicas son necesarias, pero tan sólo una parte de lo que necesita Europa para recuperarse de su crisis de deuda soberana.

Durante su intervención, el presidente galo ha admitido que «la jubilación a los 60 años y las 35 horas semanales han sido fallos muy graves y que todavía hoy pagamos  sus consecuencias».

Sarkozy ha señalado que «desde hace décadas nuestros gastos son demasiado altos. El Estado no puede ser una ventanilla que dice sí a los que bloquean más y protestan más».

«Es el momento de trabajar, invertir y emprender», ha indicado en su intervención, en la que ha adelantado una «revolución a largo plazo», en la que ha recalcado que el camino del crecimiento no puede alcanzarse «solo», porque «no hay diferencias entre la política nacional y la europea».

El aislamiento no es una solución

Sarkozy ha asegurado que «el aislamiento no es una solución» y que no hay «opción entre la apertura y el cierre, porque el cierre sería mortal» para la economía, el empleo y el modo de vida de Francia y conllevaría un «declive» económico, intelectual y moral.

«La única manera de protegernos es ser artesanos de un cambio con los otros, más que emprender una aventura en solitario», dijo entre aplausos, añadiendo que con la unión de Francia y Alemania «toda Europa sale reforzada».

Ningún país hará default

El presidente francés ha asegurado durante su discurso que «lo que se hizo por Grecia» no se repetirá más y que en adelante «ningún Estado de la zona euro» entrará «en default».