domingo, 4 de diciembre de 2011

Unos 12 miembros de la policía secreta siria desertaron. Resultado: 10 muertos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

En efecto, después que los miembros de la policía secreta siria desertaron, se desató un tiroteo entre tropas oficiales y los desertores, provocando 10 muertos de ambos bandos, según fuentes opositoras. Hasta hoy Bashar al Assad, no ha mostrado signos de detener la represión, como lo demandan la Liga Árabe y otros países del Consejo de Seguridad de la ONU.

La Jornada

Al menos una docena de miembros de la policía secreta siria desertaron de un complejo de inteligencia, dijeron el domingo distintos activistas, en lo que parece ser la mayor deserción de un servicio que es uno de los pilares del Gobierno del presidente Bashar al-Assad.

Después de que los desertores abandonaron el complejo, ubicado en la ciudad de Idlib -a unos 280 kilómetros al noroeste de Damasco-, estalló un tiroteo en el que 10 personas de ambos bandos murieron o resultaron heridas, según revelaron los activistas consultados.

La Liga Árabe ha instado a las autoridades sirias a firmar una iniciativa para poner fin a la represión militar contra las protestas populares que piden la salida del presidente del país y las ha amenazado con imponer sanciones económicas y financieras si no firman el documento pronto.

Pero esos plazos se han incumplido en anteriores oportunidades. Damasco alega que su soberanía se vería comprometida con ese plan, que establece el ingreso de fiscales árabes para asegurar que el Gobierno haya retirado a las tropas de las calles.

“Aún se están intercambiando cartas entre la Liga Arabe y Damasco para alcanzar una visión sobre el protocolo.

Estas comunicaciones y correspondencias están siendo estudiadas por Damasco”, dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores sirio. Hasta ahora, Assad no ha mostrado señales de estar dispuesto a detener la represión contra las protestas.

Las fuerzas de seguridad y milicias leales a Assad mataron el domingo a seis civiles, incluyendo a un padre y a sus dos hijos y a una profesora universitaria, denunciaron los activistas. Las autoridades afirman que están luchando contra “grupos terroristas” respaldados por fuerzas extranjeras que buscan generar una guerra civil que desde marzo ha dejado mil 100 soldados y policías muertos.

Un activista de la ciudad de Idlib, que se identificó como Alaa, dijo que cerca del complejo de la policía secreta se vieron a desertores del ejército, quienes ayudaron a escapar a los agentes de inteligencia, en lo que pareció ser una operación coordinada de antemano.

“Se llamaron a vehículos blindados de un cuartel del ejército de las afueras de Idlib para ayudar a defender el complejo. El sonido de los AK-47s y de ametralladoras se sentía hasta el amanecer”, relató el activista.

Fuentes de la oposición estiman que el número de desertores de las fuerzas de seguridad llega a varios miles. El principal organismo de derechos humanos de Naciones Unidas ha condenado a Siria por violaciones “groseras y sistemáticas” de sus fuerzas, incluyendo ejecuciones y el encarcelamiento de unas 14 mil personas.

Foto: sdpnoticias.com