miércoles, 7 de diciembre de 2011

Bloguera tendrá que pagar $2,5 millones por no estar amparada por la ley de periodismo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Teclado Bloggers Noticias Montreal Pablo Ortiz

El eterno debate entre blogueros y periodistas se enturbiará aún más luego de lo sucedido a Crystal Cox.

Un tribunal de Portland determinó que la bloguera tendrá que pagar $2,5 millones como producto de una demanda que lanzó la firma de inversiones Obsidian Finance Group en su contra.

El caso es complejo y tiene expectante a muchos miembros de la comunidad del blogueros del planeta.

Cox maneja varios blogs en los que buscan poner al descubierto a muchas empresas, así como trata de revelar los fraudes hechos por bancos, casas de inversión, así como apuntar las fallas en el sistema americano.

El 25 de diciembre de 2010 Cox publicó un artículo en el que acusaba a  Obsidian de fraude a las leyes de bancarrota y en especial atacaba a su cofundador, Kevin Padrick. La bloguera basaba sus informaciones en su propio análisis y en una fuente anónima que decía tener dentro de la empresa.

La firma decidió demandar a Cox por $10 millones por difamación.

Bajo las leyes americanas, que aplican en 40 estados, los periodistas están protegidos a la hora de revelar sus fuentes. Y ese punto es el que tiene a la mujer contra las cuerdas.

Para que se levanten los cargos en su contra Cox tenía que demostrar que en su escrito habían hechos basados en fuentes y no solo suposiciones. Pero un juez determinó que Cox no es periodista, por lo que no está amparada por las leyes que protegen a los periodistas.

Su único recurso, entonces, sería revelar su fuente, cosa que, como era de suponerse, se negó a hacer.

La clave del caso está en la sentencia del juez Marco A. Hernández, quien determinó que a pesar que Cox se hace llamar “bloguera de investigación”, no hay ninguna prueba que la vincule a algún medio de comunicación, escrito, online, televisión, radio etc. Por tanto, no tiene derecho a las leyes que protegen a los periodistas.

El debate ahora crece. Muchos atacan al juez por no proteger a la “investigadora”, mientras que otros creen correcto trazar la línea entre el periodista profesional y el mundo de los blogs personales.

De todas formas, se trata de una línea muy delgada sobre la cual no hay absolutos. Cox planea apelar la decisión y dice que no tiene miedo a representarse sola ante la corte.

Foto: Pablo A. Ortiz – Noticias Montreal