viernes, 9 de diciembre de 2011

El juicio de los Shafia: padre de la familia dice que no existe honor en asesinar a alguien

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Sketch Shafia Juicio

Mohammad Shafia dice que es un hombre que valora el honor. Pero dice que no hay ningún honor en asesinar.

El empresario afgano enfrentó las preguntas del abogado de la Corona durante el juicio que se le sigue, junto a su esposa e hijo, por el asesinato de sus tres hijas y su primera esposa.

La fiscalía dice que los tres acusados mataron a las jovencitas porque las dos mayores tenían novios y vivían un estilo de vida “liberal”, lo que manchó el honor de la familia.

El honor es importante para mí. Pero, uno no puede recuperar su honor y reputación matando a alguien”, dijo ante las preguntas incisivas de la abogada Laurie Lacelle.

Un experto testificó a inicios de semana que en ciertas culturas es aceptado matar cuando el honor de la familia está amenazado. Pero Shafia dice lo contrario, que en su cultura no existe nada más vergonzoso que matar a una esposa o hija.

Shafia, su esposa Tooba Yahya y su hijo Hamed enfrentan cargos por las muertes de Zainab, de 19 años, Sahar, 17, Geeti, de 13, así como la primera esposa del empresario, Rona Amir Mohammad.

Los cuerpos de las cuatro mujeres aparecieron dentro del Canal Rideau, en Kingston, en 2009.

El testimonio de Shafia de este viernes fue diametralmente opuesto a lo presentado en unas grabaciones encubiertas que mostró la Corona al jurado. “No soy un asesino”, dijo el hombre.

“Vine a Canadá para darles educación, no para matarlas”.

Pero el empresario afgano admitió que lo sucedido a sus hijas y primera esposa fue “el destino”. Pero, ante la pregunta, dijo que sí se podía hacer algo para detenerlo.

La abogada le preguntó a Shafia por qué estaba tan enojado con sus hijas, tal como quedó en evidencia en las grabaciones, en las que dijo que “el diablo puede defecar en sus tumbas”.

“Por lo que Zainab hizo con ese chico pakistaní. No estaba de acuerdo con ella”, dijo. Además dijo que con esa expresión quería decir que el diablo las verá en sus tumbas y determinará si fueron buenas o malas.

La joven se escapó de su casa en una ocasión y luego se casó con su novio a escondidas de su padre, pero anuló el matrimonio a las 24 horas.

También fue interrogado sobre una de las grabaciones en las que decía que así sus hijas revivieran “lo haría mil veces de nuevo”. El hombre dijo que se refería a “darles buenos consejos”.

Pero cuando la abogada le preguntó si sus acciones habían sido la causa justa de sus muertes, el hombre dijo “sí”.

Con información de CBC

Foto: Dibujo de la corte – Twitter: @DaltonCBC