lunes, 12 de diciembre de 2011

Ley antiinmigrante de Arizona será analizada por la Corte Suprema de Estados Unidos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Ley antiinmigrante, Arizona,

La polémica Ley SB 1070, promulgada por la autoridades de Arizona será revisada, anulada o ratificada por la Corte Suprema de los Estados Unidos.

La Corte podría emitir un dictamen antes de junio del próximo año. Su decisión es importante porque ello repercutirá también en los estados de Carolina del Sur, Utah y Alabama, que han imitado el ejemplo de Arizona y aún más como el de Alabama, que ha llegado al extremo de cortarles la luz y el agua a los inmigrantes que no podían demostrar su legalidad en el país.

La Jornada

La Corte Suprema estadunidense anunció este lunes que examinará la controvertida ley SB 1070 de Arizona (suroeste), que criminalizó por primera vez la migración ilegal en un Estado y que ha sido parcialmente suspendida por la justicia.

Según anunció hoy el alto tribunal, se decidió aceptar la petición de un auto de avocación, es decir, asumir la resolución de la causa hasta ahora en tribunales inferiores.

Arizona recurrió las impugnaciones del departamento de Justicia contra su ley y elevó la queja a la Corte Suprema, máximo tribunal en el país, que ahora deberá examinar la constitucionalidad de la norma.

La Corte emitirá una sentencia durante la actual sesión judicial, que termina en junio de 2012, informó una portavoz.

La ley SB 1070 fue promulgada en abril de 2010 y rápidamente provocó polémica porque exigía, por primera vez en la historia de Estados Unidos, que la policía estatal detuviera a las personas sospechosas de no tener los papeles en regla.

El gobierno federal rápidamente apeló la norma, que fue imitada por Carolina del Sur, Utah y Alabama. Este último Estado aprobó una ley aún más dura que niega el acceso al agua y electricidad a aquellas personas que no puedan certificar que se encuentran legalmente en él.

Los asuntos migratorios son prerrogativa federal en Estados Unidos, pero los defensores de esas leyes argumentan que los Estados tienen derecho a detener a los indocumentados en su territorio para luego traspasarlos a las agencias encargadas de su deportación.

La proliferación de normas de control de la migración en todo el país amenaza con provocar una explosión de casos de deportación y un caos legislativo, advierten los expertos.

La juez Elena Kagan, la última llegada a la Corte tras prestar juramento en agosto del año pasado, decidió abstenerse a la hora de aceptar a trámite esta ley SB 1070, según un comunicado de la Corte.

Kagan, una jueza de tendencia progresista, fue abogada del gobierno federal ante la Corte hasta su nominación por parte del presidente Barack Obama.

Su autorecusación hace presagiar que podría abstenerse también a la hora de debatir el fondo de la ley en los próximos meses, lo que deja a los progresistas en minoría en el seno de la Corte.

Foto: mundopopular.org