martes, 13 de diciembre de 2011

Ministro de Agricultura de Colombia rechaza informe de la FAO

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Cultivo de la palma, Colombia,

En particular el informe de la FAO recoge las denuncias de desalojo de campesinos de sus tierras, utilizando paramilitares. Tierras que luego son utilizadas para el cultivo de la palma, materia prima de la fabricación del aceite de palma, cuyos precios han aumentado internacionalmente. Sin embargo, el ministro de Agricultura colombiano reaccionó hoy diciendo que el informa de la FAO es «sesgado» y con «poco rigor científico».

El Espectador

El Ministerio de Agricultura calificó este martes de «sesgado» un estudio difundido la víspera por la FAO, organismo de Naciones Unidas, que detectó graves problemas de corrupción en el acceso a la tierra en 61 países, entre ellos Colombia.

En una carta enviada a Graciano Silva, director de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), el ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo subraya que algunos de los hechos ilegales que menciona el informe ya fueron subsanados y no pueden servir para estigmatizar a todo el sector.

El ministro advirtió que estas informaciones pueden «estigmatizar» a todo el sector de la palma, que en Colombia comprende un área de 420.000 hectáreas, y «develan el sesgo en la información y poco rigor científico«.

El estudio de la FAO, elaborado junto al organismo mundial anticorrupción Transparencia Internacional (TI), advierte que las naciones con dificultades de gobernanza y corrupción están siendo considerados los destinos más atractivos para las rentables inversiones en biocombustibles.

En el caso de Colombia, se señala que el cultivo de aceite de palma ha vivido una rápida expansión y la relaciona con denuncias sobre la contratación de grupos paramilitares por particulares para expulsar a grupos de campesinos.

El organismo puso como ejemplo un reporte oficial que estableció que unas 25.000 hectáreas han sido ilegítimamente adquiridas para cultivar aceite de palma, con el que se puede producir biodiésel.

Restrepo replicó en la misiva que su gobierno ya concluyó «el proceso de recuperación y restitución jurídica de 25.479 hectáreas que fueron despojadas a las comunidades negras propietarias de estas tierras».

El informe de la FAO, hecho público el lunes en Roma, asegura que el elevado riesgo de corrupción a todos los niveles repercute en el acceso a la tierra y su desarrollo en al menos 61 países.

Foto: ipsnoticias.net