jueves, 15 de diciembre de 2011

Banksy «pixela» un busto de un sacerdote del siglo XVII y arremete contra abusos de la Iglesia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Bansky "pixela" un busto de un sacerdorte del siglo XVII y arremete contra los abusos de la Iglesia

Se trata de una nueva obra del artista callejero Banksy y se denomina Cardenal pecado, un busto que representa el rostro de un sacerdote del siglo XVII, intervenido con un mosaico de pequeños azulejos que dan la apariencia de una cara pixelada.

El País tiene la información:

La Walker Art Gallery de Liverpool (norte de Inglaterra) exhibe desde hoy el busto Cardenal pecado, una nueva obra del artista callejero británico Banksy, en la que arremete contra los abusos sexuales de la Iglesia católica. El conocido grafitero ha manipulado el rostro de un sacerdote del siglo XVII con un mosaico de pequeños azulejos, para dar el efecto de una cara pixelada.

Con ello, Banksy imita las caras veladas por los medios de comunicación para ocultar la identidad de las víctimas de abusos sexuales, según explicó un responsable de la galería. A través de un comunicado emitido por la sala, el misterioso artista explicó que se trata de un regalo de Navidad para la institución de Liverpool, que cuenta con una importante colección de obras de arte desde el siglo XIII hasta la actualidad.

La escultura se muestra en una sala junto a maestros de la pintura del siglo XVII por expreso deseo del artista callejero, según reveló el museo. En concreto, Cardenal pecadose puede ver desde hoy junto a un retrato del Arzobispo de Sevilla de Murillo y la Virgen y el niño con Santa Isabel, de Rubens.

«En estos momentos del año es fácil olvidar el verdadero significado de la cristiandad, las mentiras, la corrupción, el abuso», explicó el grafitero de Bristol, que oculta de manera obstinada su verdadero nombre y rostro. Banksy asegura que nunca ha estado seguro de «quién se merece ser puesto en un pedestal o ser aplastado por uno».

La directora de los museos nacionales de Liverpool, Reyahn King, confesó que estaba «encantada» de poder exhibir el trabajo de «uno de los mejores artistas contemporáneos».

Se trata de la segunda vez que polifacético creador, conocido por sus subversivos grafitis desbordantes de humor negro, crea un trabajo para una galería o museo, después de que el Museo de Arte de Bristol le dedicara una exposición en 2009 que fue visitada por 300.000 personas en tres meses.

 Foto: Reuters