jueves, 15 de diciembre de 2011

Condenan al expresidente francés Jacques Chirac por corrupción

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Jacques Chirac condenado por corrupción

Jacques Chirac se convirtió en el primer expresidente de Francia que es condenado por la justicia. El político de 79 años fue sentenciado por malversación de fondos.

Reporte de AFP:

Figura central de la derecha francesa durante 40 años, todavía muy popular, el expresidente Chirac  fue condenado a una pena inesperada, dos años de prisión en suspenso, sin haber asistido a ninguna audiencia de su juicio, después de que sus abogados presentaran un informe médico explicando que tiene problemas neurológicos «severos» e «irreversibles».

Chirac fue condenado por un caso de empleos ficticios al principio de los años 1990, cuando era alcalde de París, acusado de haber utilizado el dinero público al servicio de su partido Agrupación para la República (RPR, en francés) y de sus ambiciones políticas.

Desde 2007, cuando dejó el Palacio del Eliseo tras 12 años como presidente de la República (1995-2007), Chirac parecía disfrutar de una jubilación tranquila, muy alejado de la política.

Rápidamente, sin embargo, su andar más lento y su silueta menos imponente que de costumbre desataron los rumores sobre su enfermedad.

En dos ocasiones se lanzó, sin éxito, a la conquista de la presidencia francesa, en 1981 y en 1988, antes de ser finalmente elegido en 1995.

En 2002 fue reelegido con más del 80% de los votos frente al candidato de la extrema derecha, Jean-Marie Le Pen.

Pero su carrera también vivió fracasos, como la disolución del parlamento en 1997, que permitió a los socialistas ganar las elecciones legislativas y que le obligó a una «cohabitación» con sus rivales políticos.

Gracias la inmunidad de la que disfruta el presidente de la República, Chirac pudo evitar durante 12 años responder a la justicia.

Para sus biógrafos, Chirac es un hombre complejo y lleno de paradojas, adepto al cariño de las multitudes y a las ferias agrícolas, gran bebedor de cerveza pero también enamorado de Asia (es un gran aficionado al Sumo) y defensor de los «pueblos olvidados».

Chirac vive en París junto a su esposa Bernadette, en un apartamento cerca del Sena, prestado por la familia del ex primer ministro libanés Rafic Hariri, una de sus amistades forjadas en sus años en el poder.

Hasta este jueves, su popularidad seguía siendo enorme en Francia, con más de 70% de opiniones favorables, según los sondeos.

Foto: Reuters