viernes, 16 de diciembre de 2011

Absuelven al general Ramírez por incidentes de la retoma del Palacio de Justicia de Colombia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Ivan Ramírez Quintero, General colombiano,

El 6 de noviembre de 1985 un grupo de guerrilleros del M-19 tomó por asalto el Palacio de Justicia de Colombia y mantuvo secuestrados a magistrados, personal y público presente durante dos días, cuando fueron desalojados violentamente por las fuerzas armadas.

Para entonces era responsable del grupo que comandaba la retoma el hoy general en retiro Iván Ramírez Quintero, quien en el 2008 fue detenido y recluido en un centro de detención por su responsabilidad en las “desapariciones”. Hoy un juez de Bogotá lo declaró no culpable de esos actos, 26 años después.

El Espectador

La juez 51 de Bogotá absolvió al general (r) Iván Ramírez Quintero y otros dos militares dentro del proceso que se les adelantaba por el delito de desaparición forzada agravada por el holocausto del Palacio de Justicia.

En la decisión judicial que también cobija al sargento (r) Gustavo Arévalo y al mayor (r) Fernando Blanco, se señala que existe una duda procesal en este caso, por lo que según la jurisprudencia ante esto se debe favorecer a la persona implicada en este hecho.

En este caso, la Fiscalía ya había pedido la absolución del general en retiro por la desaparición forzada de 11 personas, entre las que se encontraban ocho trabajadores de la cafetería del Palacio y tres visitantes ocasionales, al señalar que no había certeza de la participación de los investigados participación en lo ocurrido.

Sin embargo, el fiscal del caso pidió que se le condenase por la desaparición de la guerrillera Irma Franco, al considerar que existían pruebas documentales y testimoniales que permitían inferir que la insurgente había sido trasladada del Palacio de Justicia a las instalaciones del Comando de Inteligencia y Contrainteligencia para someterla a interrogatorios y torturas.

“(Franco) fue separada del resto de las personas que salieron con vida del Palacio de Justicia y sometida a un violento interrogatorio (…), procedimiento que se constituyó en la antesala de su desaparición forzada (…) y que necesariamente requería de una orden superior que sólo podía darla el entonces coronel Iván Ramírez Quintero”, precisó.

El excomandante del Coici fue vinculado al proceso a inicios de 2009, cuando la Fiscalía revivió varios testimonios, entre ellos los de los estudiantes Eduardo Matson y Yolanda Santodomingo, que señalaron haber sido conducidos al Comando en la época de los hechos, aún cuando en las minutas de guardia no fue reportada la captura de estos ni de otros sospechosos.

Ambos resultaron ser estudiantes derecho de la Universidad Externado de Colombia que, aparentemente, fueron sometidos a un sinnúmero de torturas, pero que fueron puestos en libertad una vez se comprobaron sus identidades.

Los testimonios que frente a entes de control han ofrecidos ex agentes del Coici como Bernardo Garzón Garzón y Ricardo Gámez Mazuera retratan cómo, aparentemente, el organismo se encargaba de seguir irregularmente a varias personalidades, muchas de ellas retenidas ilegalmente y que habrían terminado siendo desaparecidas.

Por su parte, la Procuraduría solicitó en su intervención proferir fallo absolutorio a favor del general (r) Iván Ramírez Quintero, dentro del proceso que se le adelanta por su presunta responsabilidad en la desaparición de 11 personas en el Holocausto del Palacio de Justicia, ocurrido el seis y siete de noviembre de 1985.

Según el Ministerio Público no hay pruebas contundentes de la responsabilidad del ex comandante del Comando de Inteligencia y Contrainteligencia (Coici) en la desaparición de los siete trabajadores de la cafetería, tres visitantes ocasionales y la guerrillera Irma Franco.

“Después de todo el proceso no hay un convencimiento completo que permita sustentar un fallo de condena contra el implicado, de haber tenido las pruebas y los testimonios yo lo estaría sosteniendo, pero es que nosotros como Procuraduría no buscamos condenas porque si”, señaló el delegado del Ministerio Público.

Por su parte, el defensor del General (r) Quintero, John Fernando Vásquez, insistió que su cliente ni siquiera estuvo presente en el lugar de los hechos durante la retoma del Palacio de Justicia y alegó que los testimonios que supuestamente lo incriminan en las desapariciones o bien se muestran inconsistentes o no han sido acopiados dentro del juicio.

Señala que la declaración de testigos como Édgar Villamizar ni siquiera corresponden en su identificación, pues figura en el expediente como Édgar Villareal, por cuanto se ha puesto en duda su existencia.

El general Ramírez fue capturado el 26 de mayo de 2008 y permanece recluido en la Escuela de Aquimindia del DAS.

Foto: eluniversal.com.co