domingo, 18 de diciembre de 2011

El Papa Benedicto XVI luce débil y cansado

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El Papa Benedicto XVI luce débil y cansado

El Papa Benedicto XVI parece desgastado.

Las personas que han compartido con él recientemente dicen que lo encuentran débil como no lo han visto antes, demasiado cansado. Ya no recibe visitas individuales de los obispos. Hace unas semanas comenzó a utilizar una plataforma movible para desplazarse por la Basílica de San Pedro.

El año entrante Benedicto cumplirá 85 años así que el agotamiento es natural. Esperado. Pese a su edad mantiene un itinerario fuerte y se puede destacar todo lo que hace con una buena salud. Hace poco, de hecho, confirmó que estará en México y Cuba en la primavera.

Pero una recaída ha sido notoria mientras el Papa se prepara para la celebración de la Navidad, la cual comenzó hace dos semanas con una serie de apariciones públicas. La realidad es que las preguntas crecer alrededor del Vaticano, sobre todo si se considera que el propio Benedicto ha dicho en el pasado que los Papas deben renunciar si no pueden hacer el trabajo. 

Federico Lombardi, vocero del Vaticano, dijo que no hubo alguna condición médica para utilizr la plataforma movible y que fue solamente diseñada para evitar el cansancio del Papa en un recorrido de 100 metros que llevan al altar principal.

Sin embargo, Benedicto trabajó fuerte el mes pasado para dar un mensaje sobre el futuro de la Iglesia Católica en África a unos 32 grados que hacían en Benín. Abrazó y besó a los niños, dio el discurso frente a los líderes políticos y visitó uno de los seminarios más importantes del continente.

Cuando regresó a Italia, sin embargo, la rutina ha cambiado un  poco. Algunos días parece estar simplemente derrotado.

El rabino David Rosen, quien compartió con él en un evento reciente dijo a través de un correo electrónico: “parece estar más delgado y más débil”,

Cabe recordar que el Papa sufrió una apoplejía en 1991 que afectó temporalmente su visión. Su hermano mayor, quien tiene un marcapasos, ha expresado su preocupación por el corazón de Benedicto.

Los Papas tienen derecho a renunciar. Sin embargo, son pocos los que lo han hecho. El último fue el Papa Gregorio XII, quien renunció en 1415.

El propio Benedicto ha mencionado la posibilidad de renunciar si se ve muy mayor o muy enfermo para seguir trabajando. La aseveración la hizo en una entrevista que fue utilizada para Light of the World, un libro publicado en noviembre de 2010.

“Si un Papa se da cuenta que no puede más física, sicológica y espiritualmente, tiene el derecho a renunciar y bajo algunas circunstancias, tiene incluso la obligación de hacerlo”.

Más información: The Huffington Post 

Foto:  AP