viernes, 23 de diciembre de 2011

El primer Ministro turco respondió que los genocidas son los franceses

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Primer ministro turco,

“A partir de 1945, alrededor de un 15% de la población argelina fue masacrada por los franceses”, dijo hoy el primer Ministro turco, Recep ´Tayyip Erdogan. Esto en respuesta a que Francia aprobó una ley que establece cárcel y multas a quienes nieguen que hubo genocidio cometido por el Imperio Otomano (Turquìa) en contra de la población armenia en 1915.

El Mundo.es

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó este viernes a Francia de haber cometido un genocidio en Argelia durante su ocupación colonial del país magrebí.

«Lo que Francia hizo en Argelia fue un genocidio, y si (el presidente francés) Sarkozy no lo sabe, debería ir y preguntar a su padre«, aseguró Erdogan en otro ataque a París, tras la aprobación este jueves en el Parlamento francés de una ley que obliga a considerar como genocidio las matanzas de armenios en el Imperio Otomano y que penaliza a quien no lo haga.

El primer ministro consideró que «a partir de 1945, alrededor de un 15% de la población argelina fue masacrada por los franceses», y añadió que el padre de Sarkozy luchó como soldado francés en Argelia en los años 40.

«Estoy seguro de que tiene mucho que decir a su hijo sobre estas masacres», declaró el mandatario turco, durante su intervención en una conferencia en Estambul sobre la evolución de la mujer en las sociedades musulmanas.

El dirigente turco insistió en la historia personal del presidente francés y afirmó que «los antepasados de Sarkozy huyeron de España y se refugiaron en el Imperio Otomano. Si Sarkozy mira la historia de su propia familia, no verá otra cosa que ayuda y buena voluntad por parte de Turquía y los turcos».

Erdogan subrayó que sus palabras no se dirigen contra el pueblo francés sino contra «la Administración, que se comporta en una manera discriminatoria y racista».

Acusó además a Sarkozy de usar la islamofobia y la turcofobia para ganar votos en las próximas elecciones.

Respuesta francesa

La respuesta de Francia no se hizo esperar. El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, pidió este viernes «sangre fría» y «mesura», al tiempo que calificó las declaraciones de Erdogan de «excesivas».

Asimismo, subrayó que «hay razones para mantener las relaciones de confianza e incluso de amistad». Según Juppé, la iniciativa del proyecto de ley «no era oportuna, pero el Parlamento ha votado», por lo que ahora su prioridad se centrará en «retomar las relaciones» con Turquía. «Será difícil, lo sé, pero el tiempo hará su trabajo», agregó.

Turquía suspendió ayer las relaciones políticas y militares con Francia en respuesta a la aprobación de esa ley, que castiga con pena de cárcel y una cuantiosa multa la negación de la matanza de armenios por el imperio otomano, en 1915, por considerarla un genocidio.