miércoles, 28 de diciembre de 2011

Dolor e histeria colectiva durante recorrido del cortejo fúnebre de Kim Jong-il

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Funerales de Kim Jong-il, Corea del Norte,

El cuerpo del fallecido líder Kim Jong-il, fue sacado del palacio de Kumsusan donde estaba expuesto, para realizar un recorrido de unos 40 kilómetros a fin que la población, agolpada a lo largo de la vía, expresara sus emociones a su líder que por 17 años los ha gobernado con mano de hierro. Gestos de dolor e histeria colectiva por parte de la población se registraron a lo largo del recorrido.

El País

Envuelto en la bandera roja del Partido de los Trabajadores, el féretro con los restos de Kim Jong-il, ha recorrido la capital norcoreana con cuatro horas de retraso debido a la fuerte nevada que comenzó a caer de madrugada. Escenas de llanto e histeria (retransmisión oficial) se han sucedido al paso del cortejo fúnebre encabezado por un coche con un gigantesco retrato del Querido Líder sonriente y vestido con su habitual uniforme caqui.

La televisión oficial norcoreana KCTV, que no explicó los motivos del retraso del funeral, comenzó a las 14.00 (ocho horas menos en la España peninsular) a emitir las primeras imágenes de la salida de la comitiva funeraria del palacio de Kumsusan, a las afueras de Pyongyang, donde se encontraba la capilla funeraria. Cientos de miles de norcoreanos se han alineado a lo largo de los 40 kilómetros aproximadamente que tenía el recorrido y, tras esperar pacientemente bajo la nevada, han roto en llantos histéricos conforme han aparecido los primeros coches del cortejo.

Tras el retrato, avanzaba otro vehículo con una enorme corona blanca y detrás, una larga limusina portaba en su techo el féretro del líder, rodeado de flores blancas que cubren también la parte trasera. El heredero de la única dinastía comunista, Kim Jong-un, tercer hijo de Kim Jong-il, ha realizado a pie, cogido al mástil delantero del coche fúnebre, los primeros metros del cortejo.

Kim Jong-il murió el pasado 17 de diciembre de un infarto, pero hasta 50 horas después no se hizo pública su pérdida. Desde el día 20, su cuerpo fue expuesto bajo una urna de cristal en un túmulo en Kumsusan, donde también se encuentra el cuerpo embalsamado de su padre y fundador en 1945 de la República Popular Democrática de Corea, Kim Il-sung.

Cierre de la zona especial económica

Ninguna representación extranjera ha sido invitada a las exequias que duraran dos días. El país ha quedado cerrado a cal y canto, incluidos los puestos fronterizos con China y la zona económica especial de Kaesong, que comparte con Corea del Sur.

Las imágenes cedidas por la KCTV han mostrado a un pueblo destrozado por el dolor que pretende romper las filas, guardadas tanto por civiles como por militares, para acercarse a los restos del hombre que les ha dirigido con mano de hierro durante 17 años, pero que la propaganda oficial muestra como “gran defensor” del pueblo norcoreano.

Al féretro le siguieron varios camiones cargados con coronas de flores blancas, el color del luto en ese país. La comitiva estuvo compuesta por decenas de vehículos civiles y militares.

Kim Jong-un, de 28 años, ha sido preparado en los dos últimos años para suceder a su padre, que sufrió una grave hemiplejía en 2008. El difunto líder arropó a su inexperto hijo con una camarilla de poderosas personalidad del régimen, que incluye a sus tíos y al jefe del Alto Estado Mayor del Ejército.