viernes, 30 de diciembre de 2011

200.000 hogares canadienses podrían cancelar su TV por subscripción en 2012

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

100.000 canadienses cancelarán su servicio de cable en 2012

Cerca de 100.000 hogares de Canadá habrían cancelado su servicio de televisión por cable en 2011 gracias a la calidad de la televisión abierta y las numerosas opciones online. La cifra se podría duplicar en el venidero año.

Aún así, las grandes cadenas de televisión dicen no estar preocupadas. Los ejecutivos están conscientes del fenómeno, pero creen que todavía representa una muestra muy pequeña del universo de usuarios en una industria que suma subscriptores cada año.

“Hay ciertamente mucho ruido que te hace sentir que como que es la punta del iceberg, pero creo que todavía faltan dos o tres años”, dijo Kris Faibish, director ejecutivo de estrategia y desarrollo de negocios de CBC en inglés.

Muchos canadienses han dejado de lado el servicio de televisión por subscripción para ahorrar dinero, pero a nivel global representan una porción mínima del público.

Según estimaciones, menos del 1% de los 11,7 millones de subscriptores de televisión por cable de Canadá cancelaron su servicio este año, cifra que se mantendría para este 2012, lo que representa todavía una tendencia muy baja.

En Estados Unidos el movimiento tardó cuatro años para llegar al 2% de subscriptores que cancela el servicio. En Canadá se estima que este es el primer año en que se registra una tendencia perceptible.

Según comScore, Canadá es uno de los países en los que la gente ve la mayor cantidad de contenido online, con 304 videos vistos al mes en promedio.

Además, la televisión digital de señal abierta permite ver la mayoría de las grandes cadenas de Estados Unidos y Canadá sin pagar un centavo, aunque contenido como películas y deportes sigue siendo exclusivo de los canales pagos.

Así mismo, las visitas a sitios de videos como City.tv y las páginas de las grandes cadenas, se han disparado en los últimos meses. Además cada día crece el público que alquila películas y series a través de iTunes.

Todavía no se encienden las alarmas, pero los pesos pesados de la industria de la televisión están con un ojo pendientes de lo que pueda suceder en el futuro.