miércoles, 4 de enero de 2012

Joven de Quebec debió pagar $1.200 para evitar ir a prisión en República Dominicana

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Joven de Quebec debió pagar $1.200 dólares para evitar ir a prisión en República Dominicana

Un joven québécois de 20 años y sus padres vivieron en susto de sus vidas en República Dominicana. Los padres de Jessy Poulin debieron desembolsar 1.200 dólares para evitar que fuera a prisión, porque fue acusado de un robo de cigarrillos que jura no cometió.

La familia Poulin, originaria  de Quebec, se va a acordar de sus vacaciones de Navidad por un largo tiempo. Pasaron el período en un hotel de lujo de Puerto Plata, adonde llegaron el miércoles 21 de diciembre pasado. Fue ese mismo día, cerca de las 10:30 pm, cuando habría ocurrido el robo de una caja de cigarrillos en un comercio del hotel, donde había un vidrio y en los restos había sangre del ladrón.

Poco después de su llegada, Jessy Poulin fue al bar del hotel donde conoció a una joven de Ontario que distribuía cigarrillos a los turistas. De acuerdo con Jessy y dos testigos, la joven estaba herida en la mano.

Durante la noche de miércoles al jueves, los agentes de seguridad del hotel interceptaron a Jessy, quien traía consigo tres cigarrillos.

El jueves en la mañana llegó la policía al lugar y los oficiales se reunieron con los miembros de la dirección del hotel. Fue entonces cuando los padres del joven, sin tener ninguna otra opción, debieron pagar 1.200 dólares por los cigarrillos y el remplazo de la vidriera del comercio. “Esto es absurdo”, dijo el padre del joven incriminado.

De acuerdo con los familiares del afectado, el director adjunto del hotel Riu Bachata (de apellido Frederick), ofreció regresar el dinero si encontraban a la joven de Ontario.

El viernes, Jessy Poulin precisamente la vio de nuevo, pero ni los policías ni la dirección del hotel, desearon volver a hablar del asunto.

Frederick, quien fue interrogado en el hotel, respondió que “eso no es problema de los periodistas”. Por su parte, Renato Rainosso, de la policía turística local, explicó “no habrá un caso judicial porque ya el joven pagó”.

Se pudo conocer que esa misma semana, otra familia debió pagar 1.000 dólares, en el mismo hotel, para evitar ir a la cárcel, luego de haber roto un extintor.

Viajar y sus riesgos

Salir del país de origen siempre representa riesgos. Los viajeros deben informarse antes de dejar su nación sobre las leyes del anfitrión.

Jean-François Lacelle, vocero del Ministerio de Asuntos Extranjeros y de Comercio Internacional, explica que  es necesario tener información sobre el país que se visita antes de dejar Canadá. Para ello, esta cartera ha puesto en línea numerosos documentos que son actualizados con regularidad.

El funcionario recordó que es necesario informar a la embajada o al consulado en el caso que haya el arresto de un canadiense. La embajada británica o americana puede ser también útil en el caso que no haya una representación de Canadá en el lugar donde se encuentra.

Fuente: TVA Nouvelles

Foto: Agencia QMI