jueves, 5 de enero de 2012

Un alud de piedras y tierra cayó sobre un poblado de Filipinas dejando 25 muertos

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Deslaves dejan 25 muertos en Filipinas

Un alud de piedras y tierra cayó sobre un grupo de casas en la localidad de Pantukan, en la isla filipina de Mindanao, provocando la muerte de unas 25 personas. Otras 16 fueron rescatadas heridas y trasladadas al hospital local.

Informa: Abc.es

Al menos 25 personas han muerto y 100 han desaparecido cuando un alud ha sepultado sus casas en la ciudad de Pantukan, ubicada en el la provincia de Valle de Compostela, en la isla filipina de Mindanao (sur), según han informado este jueves funcionarios de los servicios de emergencias.

Los desprendimientos han comenzado alrededor de las 3.00 horas del jueves (19.00 horas del miércoles en España) en tres barriadas de chabolas de la localidad de Barangay Napnapan. El último se ha producido poco antes del amanecer. «No había lluvia, pero nos despertamos con rocas cayendo sobre los techos de nuestras casas, así que decidimos ir a un sitio seguro y horas después hemos visto toneladas de tierra sobre decenas de casas», ha explicado Saul Pinggoy, un vecino, a la emisora dzMM.

Segundo alud en nueve meses

El director de la Agencia Nacional de Desastres, Benito Ramos, ha señalado que ya ha movilizado hacia la zona afectada a las fuerzas de seguridad, sobre todo militares, y a los equipos de rescate, apoyados desde el aire por helicópteros. Por su parte, el teniente coronel Leopoldo Galón, portavoz del Ejército, ha informado de que fruto de este operativo se ha conseguido rescatar de los escombros a 16 personas que ya han sido trasladadas a un hospital cercano.

Los expertos del Gobierno han atribuido el desprendimiento a las grietas de las montañas cercanas y al estado del terreno tras el paso del ciclón ‘Washi’ por Mindanao, donde ha dejado un saldo de 1.200 muertos. Este es el segundo gran alud que se registra en Pantukan en menos de nueve meses, concretamente en la zona de Kingking, donde se asienta uno de los mayores yacimientos de cobre y oro no explotados del mundo, por lo que prolifera la minería ilegal.

Foto: Reuters