miércoles, 11 de enero de 2012

Holandés Joran van der Sloot admitió haber asesinado a joven peruana

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Joran van der Sloot confiesa el asesinato de Stephany Flores

Joran van der Sloot admitió haber asesinado a una joven peruana en 2010. El holandés bostezó, se rascó la cabeza y suprimió algunas sonrisas en medio de la polémica audiencia ante la justicia.

Reporte de AFP:

El holandés Joran van der Sloot se declaró este miércoles culpable del asesinato de la peruana Stephany Flores en 2010 y escuchará su sentencia el viernes, un caso seguido en Estados Unidos, donde las autoridades lo sospechan responsable de la desaparición de una estadounidense.

«Sí, me considero culpable, estoy arrepentido, me siento muy mal«, dijo Van der Sloot, quien asintió con un movimiento afirmativo de la cabeza, aceptando la acusación fiscal que pide 30 años de cárcel para él por los delitos de homicidio calificado y hurto simple.

Su confesión permite que el juicio pueda finalizar en 48 horas.

La magistrada Victoria Montoya, presidenta del tribunal, convocó para el viernes 13 de enero una audiencia final en que dictará el veredicto contra el acusado, actualmente preso en el penal de Lurigancho, al este de Lima.

El abogado de Van der Sloot, José Luis Jiménez, alegó que su patrocinado padecía «trastorno por estrés traumático» al cometer el crimen, debido a que en los días previos al homicidio, una ola de publicaciones y artículos en internet lo sindicaban como responsable de la desaparición de la estadounidense Natalee Holloway, en Aruba.

Holloway desapareció el 30 de mayo de 2005 y cinco años después, en la misma fecha, Van der Sloot mató a la peruana de 21 años, según relatan las actas judiciales. «El estrés traumático era lo que padecía Van der Sloot el día de los sucesos», refirió su abogado.

Las autoridades de Estados Unidos tienen sospechas de que Van der Sloot es el responsable de lo que le sucedió a Natalee Holloway, desaparecida a los 18 años en Aruba, por lo que el juicio en Lima convoca gran atención mediática de la prensa estadounidense.

Luego de aceptar su culpabilidad, Van der Sloot, quien vestía vaqueros y camisa celeste, permaneció en silencio y con el rostro serio, a veces cabizbajo, mientras su abogado pedía al tribunal que se imponga a su defendido la reducción de la pena porque se acogió a la figura de «conclusión anticipada».

Su abogado espera que su defendido pueda acceder a beneficios penitenciarios, previstos en las legislación local para acortar la carcelería.

De acuerdo a las leyes peruanas, la reducción de la pena se dicta a juicio de los integrantes del tribunal, formado además por las juezas Otilia Vargas y Pilar Carbonel.

Para la defensa del holandés, la reducción podría ser de 30 a 15 o 20 años, mientras que su contraparte el abogado de la familia de la víctima Edward Alvarez dijo que la reducción se daría de 30 a 28 o 29 años. «Si se le condena a 20 años o menos, esa sentencia no la aceptaríamos», dijo Alvarez en rueda de prensa, tras finalizar la audiencia.

Los abogados de una y otra parte habían adelantado el martes que era muy probable que Van der Sloot se declarara culpable.

El defensor de la familia Flores señaló que si no admitía su culpabilidad, el holandés se arriesgaba a una posible condena a cadena perpetua.

«En el juicio íbamos a demostrar que el objetivo de Van der Sloot era apoderarse del dinero de la víctima y que luego la mató; el robo seguido de muerte se sanciona con cadena perpetua en Perú», dijo.

Alvarez estimó que el acusado difícilmente podría acogerse a beneficios penitenciarios puesto que se trata de un «psicópata», de acuerdo a los exámenes a los que fue sometido, por lo que su libertad representaría un peligro para la sociedad.

Sin embargo, el letrado mostró la preocupación de la familia, ya que existe la posibilidad de que en un plazo de ocho o nueve años, un juez otorgue a Van der Sloot esos beneficios.

Mientras se realizaba la audiencia, en las afueras del penal unas veinte personas gritaban «asesino, asesino» y reclamaban en carteles se le imponga la cadena perpetua.

Foto: Reuters