jueves, 12 de enero de 2012

Los italianos indignados. Su clase política pide sacrificios, pero ellos ostentan despilfarros

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Politico italiano, Vacaciones,

Esta es una de las fotos que han enardecido los ánimos de los italianos. Mientras el gobierno pide sacrificios a su población, su clase política demuestra lo contrario, ostentación de lujos y derroches. En la foto de la revista Chi, vemos al presidente de la Cámara de Diputados de Italia, Gianfranco Fini, disfrutando de unas vacaciones de fin de año. Lleva el sugestivo título de El descanso del guerrero.

El Mundo.es

El escándalo ha vuelto a salpicar a la clase política italiana. Mientras el Gobierno de Mario Monti pide sacrificios a sus ciudadanos para hacer frente a la crisis que vive el país, sus políticos pasan sus vacaciones de Año Nuevo cubiertos de lujo en las islas Maldivas.

Importantes nombres como Renato Schifani, presidente del Senado, Gianfranco Fini, presidente de la Cámara de diputados (aunque no compartió la misma isla), Pier Ferdinando Casini, líder de Unión de Centro Democrático, Francesco Rutelli, senador y ex presidente del Comité Parlamentario para la Seguridad de la República, o Stefania Craxi, política italiana que fue viceministra durante el Gobierno de Silvio Berlusconi.

Como se puede ver en las imágenes publicadas por el semanario ‘Oggi’ y por ‘Chi’, estos políticos disfrutaron, acompañados de sus mujeres, hermanas e hijos, de unas lujosas vacaciones codeándose con estrellas del fútbol, como Christian Panucci o Francesco Totti.

Según el semanario, deportistas y políticos se cruzaron varias veces en el restaurante del hotel, aunque no hubo más relación que un saludo cordial. Lo que sí se ha podido ver es a los políticos italianos disfrutando de una copa de champán, paseando por las paradisiacas playas de la isla Madhiriguraidhoo o disfrutando de un buen baño de sol.

Una forma de despedir el año y recibir al nuevo que cuesta en torno a los 550 dólares la noche por persona. Sin embargo, estos políticos no se conformaron con esto y prefirieron ir a todo gas y alojarse en las villas que tiene el Palm Beach Resort y pagar entre 2.550 dólares y hasta 5.700, según ha informado el diario italiano ‘Corriere della Sera’.

Razones más que suficientes para provocar la indignación de los ciudadanos italianos, que mientras ven como su Ejecutivo les exige cada vez más y más esfuerzos y les implanta más recortes, sus políticos se gastan cantidades indecentes de dinero en unas vacaciones.

Foto: elmundo.es oggi.it

El senador Rutelli y Renato Schifani, presidente del Senado

F

Francesco Rutelli, senador y ex presidente del Comité Parlamentario para la Seguridad de la República