viernes, 13 de enero de 2012

Los Canadiens envían a Mike Cammalleri a Calgary a mitad de un partido

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

MIchael Cammalleri fue cambiado a los Flames de Calgary por Rene BourqueEl juego de este jueves entre los Canadiens y los Bruins pasará a la historia como uno de los más extraños en la historia del club de Montreal y de la NHL.

Con el partido 1-0 a favor de Boston y con dos periodos completos jugados, el atacante Michael Cammalleri fue enviado al vestuario a mitad del juego para no volver. La orden fue simplemente que se cambiara y regresara al hotel.

Los rumores se dispararon en todos los medios al tiempo que Milan Lucic ponía el segundo para los locales con un gran tiro de revés. Al poco tiempo vino la confirmación, Cammalleri fue cambiado a los Flames de Calgary junto al portero Karri Ramo y una opción de quinta ronda en el Draft de 2012.

A cambio, los Habs reciben al atacante Rene Bourque, el prospecto Patrick Holland y una opción de segunda ronda en el Draft del 2013.

El sorpresivo cambio de concretó un día después de los polémicos comentarios que hizo Cammalleri sobre la situación del equipo, alegando que se preparaban como “perdedores” y que por eso eran unos “perdedores”.

El ala izquierda fue atacado por sus declaraciones debido a la mala temporada que ha tenido, en la que solo suma nueve goles.

Mientras la prensa corría al hotel del equipo en Boston para conseguir al jugador, los Canadiens intentaban la hazaña ante el actual campeón de la NHL. El defensor Yannick Weber clavó un misil a mitad de camino del tercer periodo que puso a Montreal cerca del empate.

Pero los actuales dueños de la Copa Stanley sobrevivieron al acecho y sumaron su victoria 28 de la campaña.

Por su parte los Canadiens se mantienen en el puesto 12 de la Conferencia Este, aferrados a una mínima oportunidad de alcanzar los playoffs.

Este sábado los Habs recibirán a los Senators de Ottawa para medir si la polémica transacción da frutos. Rene Bourque vestirá el número 27 y tratará de demostrar que no es un jugador inconsistente, tal como muchos medios y directivos le acusan.

Foto: Getty Images