viernes, 13 de enero de 2012

Sitios web y aplicaciones que permiten a los fallecidos comunicarse desde el «más allá»

Publicado en:
Entretenimiento
Por:
Temas:

¿Hacer actualizaciones en redes sociales más allá de la tumba?

Susan Hunnisett tomó su iPhone en esta Navidad e hizo un video rápido de su familia.

El ambiente era festivo, pero un realismo brutal también inundaba el ambiente. Hunnisett rápidamente subió el video en I-Postmorten, un sitio web que permite a las personas hacer sus propios funerales y memorias, en línea, mientras están vivos…y bien.

“Estoy en mis 20 y es más como un diario, pero mantengo en mi mente que es una fuente de información”, explicó Hunnisett, una joven originaria de Toronto que trabaja en el sector bancario. “Mientras envejezco, lo usaré más para hacer mensajes personales directos y planificación”.

Mientras que los sitios web de funerales virtuales han estado presentes desde mediados de los noventa, han ayudado tradicionalmente a que los vivos veneren a sus muertos. La última tendencia, incluyendo a I-Postmorten, es impulsar a los vivos a conmemorarse, esencialmente, escribiendo sus propios obituarios.

Ofrecen también otra posibilidad: los usuarios pueden hacer que sus notas, videos y grabaciones sean enviados a sus seres queridos en un itinerario diseñado, en algunos casos, incluso años después de su muerte. Puede entonces enviar un video a su hijo cuando este cumpla 18, en un mensaje póstumo.

“Cuando hablamos de construir la inmortalidad, a esto nos referíamos: a la habilidad de seguir interactuando con las personas vivas después de que te has ido”, dijo el director ejecutivo de la empresa, Jacques Mechelany, quien cobra una tarifa anual de 49,99 dólares por sus “i-Memorials”.

“¿Se molestaría alguien si descubre, de repente,  10, 20 o 50 años más tarde, una carta dejada por su padre o su abuelo?”, señaló.

Mechelany compara el servicio con una póliza de seguro. “La gente no piensa dos veces en tomar estas pólizas para su carro, su casa o incluso su vida, esperando, obviamente, que nada pasará. El proceso de pensamiento para este caso es el mismo. Es sobre estar preparados”.

De hecho, él mismo ya dejó mensajes para su familia, sus amigos y sus compañeros de negocios, “diciéndoles lo importante que son, cosa que no haces todos los días”.

Si quiere, puede dejar sus últimas palabras directamente desde su muro de Facebook. Una nueva aplicación llamada If I Die, publica sus mensajes finales, justo arriba del último video o mensaje que posteó.

Los usuarios pueden grabar videos y hacer mensajes para que se sean publicados inmediatamente después de su muerte o de acuerdo con un itinerario acordado. Tres amigos confiables están en lista para verificar la muerte y así los mensajes puedan ser vistos por todos.

El cofundador de la empresa, Eran Alfonta, dijo que tuvo la idea después de que un amigo y su esposa tuvieron  un accidente en Italia. “Luego de su recuperación, comenzaron a pensar lo que sus hijos tendrían si hubieran muerto, más allá de una póliza de seguros”.

La compañía, con base en Israel, ya tiene casi 100.000 usuarios, de los cuales 7% son canadienses. El target son personas mayores de 30 años.

Sharon Mnich, fundadora de VirtualMemorials.com, el primer sitio en Internet en permitir a la gente celebrar su muerte, dijo que los nuevos servicios pueden ayudar, sobre todo, a aquellos que dejan niños.

“Si quiere compartir mensajes para los cuales los niños no están preparados, puede hacerlo cuando estén más maduros y así tendrán todavía algo que ver de usted”, indicó.

Los expertos tienen visiones difertentes sobre estos servicios en cuanto a si realmente ayudan a los sobrevivientes.

Tim Blackmore, profesor de estudios de comunicación social en la University of Western Ontario, destacó que las personas “resultan ‘golpeadas’ primero y luego es que piensan”. Ve que “hay algo virulento” en estos nuevos servicios.

El especialista también descarta la noción de que estos sitios ofrecen alguna especie de conversación. “Claro que no es. No se trata de comunicación más allá de la tumba. Solo aparecen mensajes de forma póstuma”.

Otros ven que la nueva tecnología es una extensión natural de los antiguos médiums usados después de la muerte.

“Hemos sido capaces de ‘escuchar desde’ el ‘más allá’ por un largo período, leyendo una carta o viendo un video”, dijo Mike Massimi, candidato a PhD de la Universidad de Toronto.

“Lo que es es nuevo en estos servicios es que el muerto puede ahora determinar, con tiempo, cuándo llegan los mensajes, quién los recibe y cómo deben ser mostrados”.

Massimi destacó que se ha usado por largo tiempo la red para anunciar nacimientos y bodas y, ahora, está siendo usado para anunciar el fin de nuestros días. “Somos testigos de la adopción de una amplia variedad de formas de comunicación como Facebook, para responder a una parte natural del ser humano”.

Fuente: The Globe and Mail

Imagen: Marcelle Faucher para The Globe and Mail