sábado, 14 de enero de 2012

Aunque fue condenado a 66 años de prisión, Ben Ali vive un exilio dorado en Arabia Saudí

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Ben Ali y Leila Trabelsi, Túnez,

En Túnez ya lo han condenado a 66 años de prisión. Una condena en ausencia. Ya que Ben Ali vive ausente de todo lo que pasa en su exilio dorado de Arabia Saudí.  Un país que lo protege y que se ha negado a extraditarlo a Túnez. Permanece en ese país junto a su esposa, Leila Trabelsi.

Abc.es

Zine El Abidine Ben Ali vivía al margen de la realidad en sus últimos meses en el poder en Túnez (un síntoma similar al que padeció el Sha de Persia antes de que descargara sobre él el rayo de Jomeini), y sigue viviendo ajeno a la posible transición democrática en su país desde su exilio dorado en Arabia Saudí, nación que se apresuró a acogerle junto a su mujer hace ahora un año. Las nuevas autoridades tunecinas han solicitado formalmente a Riad, al menos en dos ocasiones, la extradición del dictador para que rinda cuentas de varios delitos. El régimen saudí se ha negado otras tantas a concederla.

Riad mantiene a Ben Alí y a su mujer, Leila Trabelsi, en régimen de VIP. Sólo les pide mantenerse al margen de cualquier actividad política, y evitar cualquier contacto con los medios de comunicación. Algo muy sencillo de hacer en Arabia Saudí, el más opaco de los regímenes de Oriente Próximo.

El juicio contra Ben Alí, su esposa y una cuarentena de altos mandos de la dictadura, sigue su curso en Túnez, en ausencia de los principales implicados. La principal acusación que recae sobre ellos es la responsabilidad en los 43 muertos que produjo la revuelta popular de enero del año pasado, que hundió en apenas unos día al régimen. Existen también varios juicios contra Ben Alí por enriquecimiento ilícito. El dictador acumula ya 66 años de prisin tras las sentencias dictadas a lo largo de 2011.

Foto: tunivisions.net