sábado, 14 de enero de 2012

Los québécois están sintiendo cómo el mercado laboral se reduce

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Los québécois están sintiendo cómo el mercado laboral se estrecha

Es casi como que la recesión hubiera atrapado a la belle province.

Los economistas están tratando de explicar por qué Quebec, que sufrió con la reciente crisis pero no a los mismos niveles que otras regiones de Canadá, está ahora viendo cortes profundos.

Pero la tendencia es clara. Mientras un solo mes de pérdida de empleos puede ser descartada como una falla estadística, tres meses de caídas consecutivas, de octubre a diciembre con 70.000 puestos de trabajo menos, no pueden ser.

El empleo en Quebec cayó en los años de recesión, pero no al mismo ritmo de otras provincias. La región acumula ahora una caída de tres meses en el mercado laboral que no ocurría desde el retroceso de comienzos de los ochenta.

Su tasa de desempleo está ahora en 8,7% (en septiembre estaba en 7,3%). Está sobre el promedio nacional y es la más elevada de los últimos dos años, amenazando con tumbar la confianza del consumidor y con obstruir la proyección de crecimiento de Canadá, pues se trata de la segunda región más poblada del país.

Para colmo de males, el retroceso se ha experimentado en varios sectores. De acuerdo con la información de Statistics Canada, la caída en los puestos de trabajo se ha dado en el sector comercio, científico, profesional y construcción, entre otros.

Según los analistas, se trata de una unión de factores que van desde la débil demanda de los Estados Unidos hasta un menor gasto en infraestructura de parte del gobierno. Los retos económicos que experimenta el globo no pueden quedar por fuera, pues afectan al sector industrial.

Otros expertos aseguran que el incremento en el costo de hacer negocio también es un factor clave.

“Los costos de producción, que pueden llegar a ser de 30 y 35 dólares por hora, no son viables para estas industrias, como lo era en el pasado”, dijo Sébastien Lavoie, economista del Laurentian Bank Securities de Montreal.

Las malas noticias comenzaron hace más de un año. Shell Canadá cerró una refinería de Montreal mientras Electrolux AB (la empresa sueca) indicó que cerraría su fábrica de L’Assomption, dejando sin trabajo a 1.300 personas. Esta compañía se mudó a Memphis (EE UU) donde los costos de producción son más bajos.

Esta semana, tanto Johnson & Johnson como Sanofi anunciaron cientos de cortes en puestos de trabajo del área de Montreal. El Gobierno federal planea también reducir miles de empleos del sector público, una medida que afectará a los trabajadores de la zona de Ottawa-Gatineau.

El problema laboral no para de crecer, pues en noviembre White Birch Paper Co. cerró su planta en Quebec City de forma indefinida, lo que representó una pérdida de 600 trabajos. El argumento fue los altos salarios y los costos de las pensiones. Además, a comienzos de este mes, 800 trabajadores de  Rio Tinto Alcan entraron en lock out en Alma, Quebec.

Sin embargo, las razones por las cuales Quebec ha sido golpeada más fuerte en los meses recientes son difíciles de entender, explicó Simon Prevost, presidente del área de Quebec de la organización Canadian Manufacturers & Exporters.

“Es bastante inusual, considerando que la economía de Quebec sigue creciendo, aunque no de forma dramática”, indicó.

El sector de la manufactura está preocupado y en este sentido, el experto aseveró que las empresas de Quebec están quizá reaccionado de forma más cautelosa a la incertidumbre que hay ante la recuperación económica de  EE UU y la crisis de deuda de Europa.

“Los miembros  de la organización están muy preocupados por la situación económica global y la ralentización en la recuperación de Estados Unidos, donde la mayoría de nuestras exportaciones van. Hay mucha inversión y expansión de las operaciones que se han congelado, lo que se traduce en despidos y recortes de la producción”, aseguró.

Por ejemplo, una empresa que  ha estado trabajando siete días a la semana, recortará a solo cinco días y llevará la escala de cambios de cada ocho horas, por cambios a tres horas.

“Hay dudas para embarcarse en grandes proyectos”, advirtió.

El panorama es tan difícil que es posible que haya una reacción en delay de los efectos de la recesión de 2008 y 2009, según Prevost.

Las estadísticas hasta ahora sugieren que Quebec está paralizada pero aún no ha caído en recesión. La provincia creció solo 1,3% en el tercer trimestre del año pasado en una tasa anualizaa, comparado con el índice de Canadá que fue de 3,5%.

La debilidad está centrada en el sector privado. Cinco meses continuos de caídas en este sector representan una pérdida de 103.000 posiciones. “La peor caída de la historia”, dice Stéfane Marion, jefe economista del National Bank of Canada.

Pero los numerous débiles del mercado laboral no están en línea con otras estadísticas de la región, las cuales muestran que las ventas al detal, las ventas de la manufactura, el sentimiento de los empresarios y del mercado inmobiliario comienzan a mantenerse, señaló. De hecho, Marion cree que los niveles de empleo de la provincia rebotarán.

Otras visiones

No obstante, otros ven que Quebec todavía vivirá tiempos difíciles en materia de empleo. “El reto ahora es que esas personas que tuvieron sus trabajos por 20 años y que lo perdieron consigan estar de nuevo en el mercado. Ahora, no hay equilibrio entre los desempleados y los puestos de trabajo, lo que retrasará su reingreso al mercado laboral”, dijo Lavoie.

Las proyecciones de crecimiento tampoco son esperanzadoras. El Royal Bank of Canada redujo su estimación para Quebec a 1,8% este año, comparado con el 2,5% previsto para Canadá. El bando citó preocupaciones sobre el mercado laboral, las cuales afectarán la confianza del consumidor durante 2012.

El economista Craig Wright ve que hay “un reto continuo” en las economías del centro de Canadá que dependen en gran medida de Estados Unidos. Dijo que habrá más claridad en las estadísticas en los próximos dos resultados mensuales del indicador de desempleo.

Por ahora, la caída de tres meses consecutivos en este mercado ha ocurrido en el comercio, los servicios profesionales, la salud y los servicios sociales, la construcción y la manufactura, de acuerdo con StatsCan. Pero la agencia también examina las tendencias al largo plazo desde la primavera pasada. Desde entonces, el retroceso de la provincia se ha dado en los sectores de salud, información, servicios de apoyo, finanzas, profesionales, manufactura y construcción.

El último índice de libertad económica del Fraser Institute ubicó a Quebec en el puesto 58 de 60 entre las jurisdicciones de EE UU y Canadá. Este indicador mide el tamaño del gobierno, los impuestos y la flexibilidad laboral.

Fuente: The Globe and Mail