lunes, 16 de enero de 2012

Reformas al sistema de refugio de Canadá tendrían impacto en Estados Unidos

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Frontera entre Estados Unidos y Canadá

Durante los últimos años, el Gobierno de Stephen Harper ha pisado el acelerador para aplicar una serie de reformas en materia de inmigración. Sus efectos ya se sienten, incluso al sur de la frontera.

Varios especialistas señalan que los cambios en las políticas migratorias de Canadá, las cuales son mucho más estrictos, tendrán un efecto en la inmigración a los Estados Unidos.

Un ejemplo claro fue el caso de Harry Burkhart, quien vivió en Vancouver mientras peleaba por conseguir status de refugiado en Canadá. Una vez perdió la batalla se fue a los Estados Unidos. Hoy es conocido por ser el responsable de los incendios provocados que sacudieron a Los Ángeles en los primeros días del año.

Desde mediados del 2011, el Gobierno conservador se comprometió a reestructurar su sistema de refugio, especialmente para reducir la lista con más de 40 mil casos que se encuentran en espera por una decisión.

Bajo el nuevo plan, Canadá otorgará una audiencia a la persona que solicita refugio en 90 días o menos, mientras que las apelaciones se podrían escuchar en un máximo de 120 días más.

De igual forma, el Gobierno Federal ha acelerado el proceso de deportación de aquellos que no consiguieron refugio.

Esto podría aumentar el número de casos que llegan al sur de la frontera en busca de una oportunidad.

Según reporta el Sacramento Bee, los oficiales americanos dicen que escucharán la historia de aquellas personas cuya solicitud de refugio haya sido rechazada en Canadá. “Cada persona que busque asilo o denuncie un miedo de persecución podrá presentar su caso a un oficial de asilo”, dijo Mike Milne, vocero de la oficina de Adueana y Protección de la Frontera de Estados Unidos en Seattle.

Aún así, las autoridades canadienses dicen que el modus operandi es distinto: según el acuerdo de 2004, si una persona es rechazada en Canadá y llega a la frontera americana debería ser enviada a las autoridades canadienses para ser deportada de manera inmediata, versión que contrasta con la del vecino del sur.

Según cifras del diario americano, Canadá está aprobando cerca del 40% de las solicitudes de refugio. Además, ya ordenó a 124.000 personas dejar el país. Todo este panorama podría traducirse en miles de casos buscando oportunidades en Estados Unidos.

De todas formas, el impacto de estas medidas se empezará a sentir a partir del próximo 29 de junio, cuando entren en vigencia el último paquete de modificaciones que anunció el Gobierno Federal en relación al sistema de refugiados.

Foto: Flickr – Carlos Pedraza