sábado, 21 de enero de 2012

La infidelidad es un gran negocio. En México, sitio internet atrajo en dos meses a 120 mil usuarios

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Sitios de encuentros sexuales,

Al comienzo Noel Biderman, pretendió hacer un sitio para hacer citas y encontrar pareja, de manera normal. Pero al investigar se dió cuenta que en las redes sociales, numerosas mujeres se decían solteras, pero eran casadas y estaban a la búsqueda de aventuras sexuales. Así nació Ashleymadison.com, concebido básicamente para las mujeres. Pero tienen por clientes a los hombres que deben pagar. Así comenzó también un gran negocio. Cuenta con 12 millones de usuarios en 17 países y sólo en 2011 reportó ingresos por 60 millones de dólares. En México el sitio fue lanzado el pasado 28 de noviembre y desde entonces se han inscrito 120 mil personas, hombres y mujeres casi por igual.

La Jornada

La infidelidad es un negocio. Además de una práctica que acompaña la historia de la humanidad y ocurre en todos los ámbitos, ahora también está disponible en Internet, en un portal que menos de dos meses después de su lanzamiento en México ya cuenta con 120 mil usuarios que están en busca de una relación extramarital. El negocio está en los hombres que se inscriben y pagan por los contactos digitales que pretendan entablar.

Para las mujeres es totalmente gratuito. De hecho, Ashleymadison.com es un sitio diseñado para este sector de la población porque, en general, enfrentan mayores limitaciones para ligar. En cambio, los varones van a los tabledance, bares y restaurantes donde sólo hay meseras, o a lugares de masajes, y al portal llegan solos porque ahí están las mujeres, dice Jorge Magaña, director de la empresa en México.

Más hombres que mujeres buscan relaciones extramaritales

El sexólogo David Barrios confirmó con cifras: ocho de cada 10 hombres han tenido al menos una relación fuera de su pareja estable. Entre las mujeres el indicador es cuatro de cada 10, aunque –dijo– en la última década esto ha empezado a cambiar y algunos investigadores plantean que ya son cinco de cada 10 las que han estado en esta circunstancia alguna vez.

Respecto al portal, opinó que, en realidad, su nicho de mercado está en las mujeres con menos información y las que por sus preceptos religiosos seguramente prefieren el anonimato que les ofrece la página electrónica.

Otra situación es la que viven aquellas con preparación académica: son más audaces y reivindican su derecho al placer, explicó el director de Caleidoscopía, asociación civil.

La idea del portal para infieles fue de Noel Biderman, quien pretendía hacer una página donde las personas pudieran hacer citas normales y encontrar pareja, pero se dio cuenta de que una tercera parte de los usuarios de redes sociales decían ser solteras, cuando estaban casadas y andaban en busca de una relación.

En febrero de 2002 nació Ashleymadison.com y ha resultado un excelente negocio. Al menos eso dicen las cifras: cuenta con 12 millones de usuarios en 17 países y sólo en 2011 reportó ingresos por 60 millones de dólares. Y aún así, el portal representa apenas un pedacito del pastel de la infidelidad, dijo Magaña.

El resto del negocio está en los teléfonos celulares por donde se contacta al o a la amante, los restaurantes, bares y hoteles. En entrevista, indicó que sólo los diferencia que en el portal “nosotros hablamos abiertamente de infidelidad y decimos: ‘si vas a tener una relación extramarital, consíguela a través de nosotros’”.

Explicó que una aventura requiere de dos elementos: tener el amante perfecto y que no te descubran. Ambos factores los cubre Ashleymadison.com con una plataforma que garantiza confidencialidad, protección de fotografías, no pide datos personales y en caso de emergencia, cuenta con un botón de pánico. “Si un día estás en la página y de pronto llega tu esposo, das click al botón de pánico y te redirecciona a otra página”.

En México, el sitio empezó a operar el pasado 28 de noviembre –día del lanzamiento–, y desde entonces se han inscrito 120 mil personas, hombres y mujeres casi por igual, de todos los estados de la República, principalmente habitantes de ciudades. La mayoría tiene entre 34 y 55 años de edad, 90 por ciento de los hombres son casados, igual que 70 por ciento de las mujeres.

Otro dato de interés es que los usuarios buscan relaciones heterosexuales y homosexuales con absoluta libertad.

Las previsiones de la empresa son que para finales de 2012 el país se ubique como uno de los tres principales nichos de mercado de Ashleymadison.com, sólo después de Estados Unidos y Canadá, señaló Magaña; advirtió que la web todavía tiene un gran potencial.

Esta empresa ya introdujo en algunas naciones otro portal dirigido a mujeres mayores de 45 años que buscan novios jóvenes. En Estados Unidos se les conoce como cougars –dijo–, y también ha resultado un buen negocio.

Respecto a los costos de Ashleymadison.com, explicó que el método es similar al de las tarjetas de prepago. Hay diferentes paquetes con costos que van de 44 a 210 pesos para iniciar contacto con 20 personas, en el más barato.

Asimismo, si se desea eliminar el perfil y los datos introducidos, es posible hacerlo. Para borrar cualquier rastro, el costo es de 150 pesos.

Porque ellos no les hacen caso

En entrevista, David Barrios comentó que en la última década creció el número de mujeres que son infieles porque sus parejas no les hacen caso. Los hombres se olvidan del afecto y el erotismo en las relaciones sexuales, y eso las lleva a buscar a otra persona.

Además –precisa–, a diferencia de lo que ocurría hace algunos años, cuando ellas buscaban enamorarse y que su relación fuera afectiva, actualmente están más interesadas en algo que no les represente compromiso. Eso explicaría, en buena medida, el éxito de los sitios como Ashleymadison.com, indicó.

Foto: wellsphere.com