lunes, 23 de enero de 2012

Comenzó hoy proceso contra cuatro dirigentes de la empresa Bega Brands

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Dirigentes de Mega Brands

Comenzó hoy en Montreal el juicio contra cuatro dirigentes de la empresa fabricante de juguetes Mega Brands, por el delito de manejo ilícito de información privilegiada en su provecho. Delitos castigados por la autoridad de los mercados financieros cotizados en bolsa, la AMF. Entre los acusados se encuentran los hermanos Marc y Vic Bertrand.

Las transacciones en las cuales habrían incurrido en delito se realizaron a mediados de diciembre del 2005, poco después que los dirigentes de Mega Brands fueran informados del deceso de un bebé americano, debido a la ingestión de pequeñas partículas desprendidas de un  juguete fabricado por la filial de la empresa, Rose Art.

Según la AMF, en los dos días siguientes a la obtención de esa información -para el momento aún no divulgada- los cuatro dirigentes de Mega Brands, habrían vendido rápidamente en su provecho al menos unas 245.000 acciones de la empresa.

En el curso de los meses y los años que siguieron, las consecuencias de aquel lamentable incidente, ligado a un juguete de la gama “Magnetix”, fueron negativas para los negocios de la empresa, provocando una depreciación de su valor bursátil.

La AMF demanda la aplicación de sanciones y la devolución de las ganancias presumiblemente ilegales obtenidas por los cuatro dirigentes, las que podrían llegar a los 6,5 millones de dólares.  Se trata de una de las más grandes reclamaciones por un delito relacionado al uso de información privilegiada, jamás realizada hasta hoy por las autoridades de la Bolsa de Quebec.

Durante las discusiones preliminares, mantenidas en la Oficina de Decisión y Revisión, de la Bolsa, los abogados de los inculpados, sostuvieron entre otras cosas que las primeras informaciones sobre la muerte del niño americano, habían sido muy insuficientes para evaluar “razonablemente” el impacto de este hecho sobre la empresa.

Por consecuencia, las acusaciones no tendrían fundamente y están basados sobre “métodos de cálculo erróneos”. Además, dicen que estas acusaciones habrían también sido fuentes de “perjuicios enormes para los dirigentes de Mega Brands”, que les valió una “percepción pública de que ellos habrían traicionado a los inversionistas”.

La audiencia reglamentaria deberá realizarse durante varios días, delante de un panel de tres miembros de la Oficina de Decisión y Revisión, que es el tribunal administrativo en materia bursátil y financiera.

Mega Brands, es una empresa mundial fundada en Norteamérica, con ventas en más de 100 países.  Son fabricantes de juguetes de construcción para niños de preescolar y de 5 a12 años.

Fuente: La Presse

Foto: cbc.ca