miércoles, 25 de enero de 2012

El peor clima para los québécois no es el frío extremo sino el «verglas»

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

El peor clima para los québécois no es el frío extremo sino el "verglas"
De acuerdo con una encuesta efectuada por Léger Marketing, el peor clima para los québécois no es el frío extremo, sino la precipitación de lluvia congelada. A continuación presentamos un trabajo publicado en TVA Nouvelles que indica los resultados del estudio, el cual fue efectuado el 17 y el 18 de enero de 2012 y en el que participaron 500 personas.

Para los québécois la peor calamidad no es el frío extremo. Ni siquiera lo es el calor intenso. Lo que más les preocupa es el «verglas» causado por los cambios drásticos de temperatura. La nieve, la “canicule”, la humedad, la lluvia, los truenos e incluso la «sloche», son condiciones secundarias frente al disgusto ante la lluvia congelada.

¿Cuánto hace hoy? ¿Qué debo ponerme?¿Habrá nieve? ¿Tendré que aumentar la calefacción? ¿Cuánto tiempo tardaré en llegar a mi trabajo hoy? Preguntas frecuentes que deben hacerse los residentes de la provincia debido al clima.

La “météo” se ha convertido, de hecho, en el tema del momento en Quebec, incluso antes que el deporte y la política. 80% de las personas encuestadas consultan las previsiones meteorológicas todos los días y más de 90% hablan sobre el tema en su entorno.

Las proyecciones sobre el clima son cada vez más precisas. En un gran estudio, Météo France estimó que 94% de las previsiones de un día son exactas y que 70% de las previsiones para tres días, también lo son. Afirman que la previsión de tres días tiene la misma calidad hoy que la que hacían para un día en los años ochenta.

Pero los québécois son aún escépticos en esta materia. Solo 59% de los entrevistados creen en las previsiones, mientras que 35% no creen del todo. Sin embargo, siempre le “echan un ojo”, para estar al tanto.

Asimismo, se pudo conocer que tres cuartos de los québécois afirman que son más felices en los días soleados. No importa si hace frío o calor, con tal de que haya sol. Hay un promedio de 102 horas de sol por mes en enero, 124 horas en febrero y 159 horas en marzo. Esto aumenta hasta 274 horas en julio. Al menos, el clima va en la dirección correcta.

El invierno se divide en dos tendencias para los locales. Quienes hacen deportes al exterior lo aman mientras que quienes permanecen en sus casas, lo detestan. Es por ello que una de las mejores premisas es: es simple disfrutar del invierno, aprovéchelo. Salga, muévase, diviértase.

Foto: María Gabriela Aguzzi V. 

Infografía: Journal de Montréal