viernes, 27 de enero de 2012

El hispano Rodrigo Hernández fue ejecutado este jueves en Texas

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Rodrigo Hernandez,

Rodrigo Hernández, de origen hispano, fue ejecutado en la noche del jueves en las prisión Walls de Huntsville, Texas. Una inyección letal acabó con su vida.

De esta manera, Hernández pasó a ser el reo número 479 en ser ejecutado en Texas desde que esta entidad reactivó la aplicación del castigo capital en 1982. Es la primera ejecución de este año en este estado americano.

Reporte de La Jornada:

Texas reactivó la aplicación de la pena de muerte, al aplicar una inyección letal al hispano Rodrigo Hernández, la primera ejecución de este año y la número 479 en la entidad desde 1982.

Hernández, de 38 años, fue condenado a la pena capital por el secuestro, violación y asesinato de una mujer en 1994.

El Departamento de Justicia Criminal de Texas informó que Hernández recibió la inyección letal la noche del jueves en la Cámara de la Muerte de la prisión Walls en Huntsville, a unos 250 kilómetros al sureste de Dallas.

Hernández fue sentenciado a muerte por el homicidio de Susan Verstegen, cuyo cuerpo fue localizado en un contenedor de basura atrás de una iglesia en San Antonio.

Las autoridades acusaron a Hernández de haber raptado a Verstegen cuando laboraba en la parte trasera de una tienda en San Antonio, para luego violarla y después estrangularla.

El homicidio permaneció sin ser resuelto a lo largo de ocho años hasta que Hernández fue obligado a proporcionar una muestra de ácido desoxirribonucleico (ADN) para poder obtener la libertad condicional en Michigan, donde cumplía una sentencia por robo.

La muestra de ADN fue colocada en una base de datos nacional y coincidió con las tomadas como evidencia en la escena del homicidio de Verstagen.

Una segunda muestra ratificó los resultados y ligó a Hernández al homicidio de otra mujer en Michigan.

El reo mantuvo siempre su inocencia, pero todas sus apelaciones fueron rechazadas incluyendo una de última hora en la que la Suprema Corte de Justicia rechazó la argumentación de sus abogados de que estaba mentalmente discapacitado para ser ejecutado.

Hernández se convirtió en el reo número 479 en ser ejecutado en Texas desde que esta entidad reactivó la aplicación del castigo capital en 1982.

Foto: eluniversal.com.co