domingo, 29 de enero de 2012

La población del este de Montreal envejece de forma acelerada

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

La población del este de Montreal envejece de forma más acelerada

Al este de Montreal la población envejece más rápido que en el resto de la urbe. Esta realidad tiene múltiples consecuencias para el hospital Maisonneuve-Rosemont (HMR). Desde hace dos años, el número de personas mayores de 75 años y más, aumenta 8% en las urgencias. De aquí al año 2019, estos clientes contribuirán a un aumento de 133% las demandas de cuidado en quimioterapia.

En una entrevista con La Presse, la directora general del centro hospitalario, Manon Boily, aceptó hablar sobre los numerosos desafíos que tiene su establecimiento.

Boily llegó al cargo hace dos años. Trata desde entonces adaptar el hospital a la evolución rápida de la clientela en su territorio. La tarea es compleja, pues el HMR recibe unos 660.00 pacientes. “Cuando se piensa que Montreal tiene unos 2.000.000 de habitantes, es una cifra alta”, destaca.

Desde su llegada al cargo, notó que la población envejece bastante más rápido en el este de la isla que en las otras zonas. La clientela está más desfavorecida, entonces hay más problemas de salud, explica. Cada vez más, las personas mayores se presentan  a la urgencia. “Estas personas tienen males ligados al envejecimiento, como problemas cardíacos y respiratorios. También vemos cada vez más casos de cáncer”, agrega.

El número de casos de cáncer, de hecho, aumentará de forma progresiva en los años futuros. El HMR estima que el total de tratamientos de quimioterapia aumentará 133% y los cuidados de radio-oncología subirán 65%. “Hace falta prever el espacio para ello”, destaca Boily, quien trabaja en la cración de un centro oncológico.

La situación alarmante de las emergencias en este centro hospitalario es cada vez peor. El pasado viernes habían 81 pacientes cuando solamente estaban disponibles 54 puestos, lo que representa una tasa de ocupación de 150%. En octubre pasado debieron desviarse las ambulancias a otros establecimientos porque el HMR era incapaz de recibir a todos los pacientes.

Boily reconoce que las situaciones como estas no son “deseables” y que la “fluidez en las urgencias no es como debería ser”. Pero el problema es complejo.

Se presentó un proyecto de ampliación de las emergencias al Ministerio de Salud que ya fue aprobado. “El proyecto está en fase preparatoria”, afirma Boily, quien se negó a dar más información sobre una posible fecha de inauguración. Los trabajos deberían durar unos tres años. “Vamos a ofrecer un medio más adaptado para la clientela y los equipos de trabajo. Eso va ayudar”, asevera.

Sin embargo, agrega que para descongestionar las emergencias, los servicios de primera línea deberán estar mejor organizados en el este de Montreal. “Esto mejora, pero se puede hacer más y estamos aquí para ayudar a quienes trabajan”, dice. También estima que será necesario aumentar los recursos en términos de largo plazo para los pacientes mayores.

Cierre de 101 camas

En los años recientes y por petición del gobierno, el HMR debió cerrar 101 camas de cuidado prolongado. Los locales aún están vacios, como se señala en varios medios.

De acuerdo con los planes de las autoridades, los pacientes mayores que esperan un lugar de residencia o de cuidados externos deberían estar a cargo de los recursos médicos de la comunidad.

Desafortunadamente, todos los días, pacientes en espera de un lugar de cuidados prolongados ocupan las camas del HMR, lo que tiene fuertes consecuencias en las emergencias. “Cuando una persona de edad termina un episodio de cuidado aquí, hace falta que los recursos de la comunidad estén allí”, sostiene.

El HMR también tiene que renovar el servicio de hemodiálisis, el bloque operatorio y la unidad de nacimientos. Asimismo, prevé instalar una unidad de medicina familiar en los locales vacios por el cierre de las camas. Un centro de excelencia en terapia celular construido con un presupuesto de 24 millones de dólares, también abrirá sus puertas en primavera.

Lejos de estar sobrecargada con todos estos proyectos, Boily tiene una gran motivación. “Tenemos cerca de 5.000 empleados. Nuestros equipos de trabajo son formidables. Vamos a lograrlo. Es por nuestros pacientes que hacemos esto”, asevera.

Un reciente estudio muestra que la tasa de satisfacción de los pacientes de este centro hospitalario es de 87%. Con los cambios por venir, Boily espera que esta estadística se incremente.

Foto: María Gabriela Aguzzi V.