lunes, 30 de enero de 2012

Abogados de los Shafia están preparados para apelar la sentencia

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Mohammad Shafia y su hijo Hamed Shafia a la salida de una corte de KingstonTodo el mundo espera que los abogados de los Shafia, sentenciados a cadena perpetua por asesinar a cuatro familiares, apelen la decisión del jurado anunciada este domingo.

Mohammad Shafia, su esposa Tooba Yahya y su hijo Hamed fueron encontrados culpables del asesinato en primer grado de tres de las hijas de la familia y la primera esposa de Shafia, Rona Amir Mohammad.

El veredicto de este domingo mantuvo en vilo a todo Canadá. Barbárico, retorcido, absurdo. Esos son algunos de los calificativos que se le ha dado al llamado “crimen de honor” que cometió el empresario afgano junto a sus familiares.

La escena dentro de la corte de Kingston, en Ontario, fue completamente dramática. La defensa hizo un movimiento inesperado y solicitó que cada uno de los 12 miembros del jurado se levantara y admitiera apoyar el veredicto final. Una mujer se paró y dijo que estaba de acuerdo con la decisión, pero una vez se sentó estalló en llanto.

Los juzgados pudieron decir unas últimas palabras y defendieron su inocencia hasta el final. “No somos criminales, no somos asesinos. No cometimos el asesinato y esto es injusto”, dijo Mohammad Shafia.

Al salir de la corte, Shafia lanzó una palabra ante la marea de periodistas que le preguntaban su opinión. “Wrong”, dijo, señalando que la decisión del jurado había sido un error.

VER MÁS: Todo sobre el caso de la familia Shafia

Para la parte acusadora el crimen es una vergüenza para los valores canadienses. Shafia planificó y ejecutó el crimen con ayuda de sus familiares por sentir que sus hijas mayores habían manchado el honor de la familia, por tener un estilo de vida liberal y tener novios.

Patrick McCann, abogado de Hamed Shafia, confirmó que apelará la sentencia en contra de su cliente y asegura que los abogados de sus padres harán lo mismo, según reseña CTV.

Para muchos la evidencia no fue suficiente y algunos se han atrevido a poner en duda la objetividad del veredicto. Si bien no existió ningún testigo presencial, la evidencia y los errores cometidos por los acusados fueron suficientes para costarle la sentencia.

Por otro lado, la actitud y las acciones de los tres asesinos luego de la muerte de sus hijas y Rona Amir Mohammad fueron fundamentales para la Corona. Las grabaciones en las que Shafia maldecía a sus hijas muertas e incluso decía que “lo volvería a hacer” fueron pieza fundamental de la parte acusadora, junto a las continuas contradicciones en las declaraciones.

Ahora la defensa tendrá que demostrar algún tipo de fallo durante la investigación, algún error que haya cometido la policía para poder tener alguna oportunidad de revertir la sentencia. Pero la opinión pública y las autoridades canadienses están convencidas de que se hizo justicia.

Foto: Reuters