miércoles, 1 de febrero de 2012

Julian Assange en manos del Tribunal Supremo de Londres, debe decidir hoy su extradición

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Julian Assange,

Julian Assange luce solo. Hace poco criticó a través de la revista ‘Rolling Stone’, a ‘The Guardian’ y al ‘New York Times’ de connivencia con el poder. Hasta hace poco ambos medios eran colaboradores con las publicaciones de WikiLeaks. Assange en estos momentos se enfrenta a la posibilidad que sea extraditado a Suecia, donde lo esperan dos acusaciones por acoso sexual si el Tribunal Supremo de Londres falla en su contra. Estados Unidos, también está en la lista de espera, para juzgarlo por «conspiración para espionaje».

El Mundo.es

Julian Assange ha comparecido este miércoles en el Tribunal Supremo de Londres en el último acto de su pulso con la Justicia británica para evitar la extradición a Suecia, donde dos mujeres le acusan de violación y agresión sexual. El destino del fundador de WikiLeaks –al cabo de 421 días desde su detención y posterior arresto domiciliario- está en manos de siete jueces que deberán examinar el caso por su «relevancia pública».

Si se pronuncian a favor de la extradición, Assange deberá ser entregado al cabo de diez días a las autoridades suecas (posiblemente en un aeropuerto de Londres). Aunque el acusado puede aún recurrir ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el proceso seguiría adelante y el juicio podría celebrarse en los próximos meses.

Aunque Assange mantiene las espadas en alto, su abogada Gareth Peirce ha admitido que el visto bueno del Supremo sería «el final del caso. En previsión de lo peor, el fundador de WikiLeaks ha contratado ya a varios abogados en Suecia y a una de relaciones públicas, Harald Ullman, para intentar «lavar» su imagen, según revela ‘The Guardian’.

En un penúltimo golpe de efecto, Assange ha confirmado su acuerdo con el canal de ‘Russia Today‘ –controlado por Vladimir Putin– para una serie de entrevistas a «visionarios e iconoclastas» que será emitida a partir de marzo. El fundador de WikiLeaks podría haber realizado las entrevistas en la casa en Norfolk en la que vive desde hace unas seis semanas, después de un año como inquilino ilustre de su amigo y mentor Vaughan Smith, fundador del Frontline Club.

Assange se desquita también estos días con una entrevista en ‘Rolling Stone‘ en la que critica la connivencia con el poder de los grandes medios (en referencia directa a sus ex socios, ‘The Guardian‘ y el ‘New York Times‘) y asegura que intentará reactivar WikiLeaks o incluso emprender un nuevo proyecto periodístico «allá donde surja la oportunidad».

El temor final de Assange, sin embargo, es que su «entrega» a las autoridades de Suecia –en el caso de perder la apelación- sirva como paso intermedio hacia Estados Unidos, donde podría ser acusado de «conspiración para espionaje».

David Coombs, abogado del soldado Bradley Manning, detenido en una prisión militar, asegura que las autoridades norteamericanas están presionando a su cliente para que reconozca su culpabilidad y logre una exención de su pena, a cambio de poder incriminar directamente al fundador de WikiLeaks.

Varios expertos jurídicos consultados por ‘The Guardian’ aseguran sin embargo que la extradición a Estados Unidos de Assange por sus «actividades periodísticas» sería mucho más complicada de lo que parece.