domingo, 5 de febrero de 2012

Los québécois dicen «no» al plan de aumentar la edad del retiro hasta los 67 años

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Los québécois dicen "no" al plan de aumentar la edad de retiro hasta los 67 años

La idea e Stephen Harper de pasar la edad de retiro de 65 a 67 años tiene una fuerte resistencia en Quebec. Más de siete personas de cada 10 se oponen.

Un encuesta realizada por Léger Marketing (solicitada por la Agencia QMI), demuestra que 71% de los ciudadanos no se muestran a favor de las medidas que fueron manifestadas por el Primer Ministro en Davos, Suiza. Solo 27% de los québécois apoyan esta orientación gubernamental.

“No queremos estar obligados a trabajar hasta más tarde”, sostiene el encargado de la encuesta en Léger Marketing, Aubert Lavigne- Descôteaux.

Jean Charest, primer ministro de Quebec, se muestra más bien a favor de la mayoría de los québécois. Al menos en este proyecto. Una acción unilateral “no sería una buen idea”, afirmó el pasado jueves.

Sin sorpresa, 37% de las personas encuestadas quieren que se mantenga la edad actual de retiro (65 años). Solo 21% estarían a favor de trabajar más allá de esta edad, según reseña TVA Nouvelles.

¿Suficiente dinero?

“¿Piensa que tendrá suficiente dinero para retirarse y dejar de trabajar cuando tenga 65 años?”, preguntó la encuestadora. Las reacciones a esta pregunta son contrastantes. Un québécois de dos cree que sí.

En buena lógica, si los salarios son más elevados, las respuestas positivas aumentan. Las personas que ganan 100.000 dólares y más anualmente piensan que habrán acumulado suficiente dinero para el retiro en una proporción de dos tercios.

Contrariamente, la clase media está dividida. “Hay mucha gente que percibe la posibilidad de trabajar más porque no se sienten seguros”, explicó Aubert Lavigne- Descôteaux.

Aunque se muestran poco deseosos a trabajar en sus 65 primaveras, la mayoría de las personas encuestadas (56%) cree que serán capaces de hacerlo “si es para cubrir sus necesidades”. En este caso, el límite de 69 años es visto sin gran entusiasmo.

“No sería la felicidad plena”, recuerda Lavigne- Descôteaux. La gente no está a favor de que se les obligue a trabajar hasta los 69 años. Pero dicen tener la capacidad de hacerlo.

¿Y la salud?

Encuestados sobre su salud al momento del retiro, ocho québécois sobre 10 se muestran “muy optimistas”. Creen que estarán con buena salud cuando le digan adiós a su patrón.

“Es un resultado impresionante. Mientras más dinero se tiene más se cree que se tendrá una buena salud”, destacó el experto.

Flickr: 401k