miércoles, 8 de febrero de 2012

Entre polémicas, Fabio Capello dimite como seleccionador de Inglaterra a cuatro meses de la Eurocopa

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

Capello dimite como seleccionador de Inglaterra

La posición del entrenador se había visto muy debilitada después de que la federación inglesa de fútbol, la FA, decidiera, en contra de su opinión, apartar al jugador John Terry de la capitanía de Inglaterra debido a las acusaciones de racismo que pesan contra él.

Informa así El País

Capello discrepó abiertamente de esa decisión el domingo pasado en unas declaraciones a la televisión italiana, por entender que el defensa central del Chelsea merecía el beneficio de la duda hasta que la justicia se pronuncie sobre esas acusaciones.

Terry parece utilizar la palabra despectiva «nigger» al dirigirse a gritos durante un partido al defensa del QPR Anton Ferdinand, hermano del defensa del Manchester United Rio Ferdinand. Aunque Ferdinand no llevó el asunto a la federación porque no oyó en el campo las palabras de Terry, un aficionado denunció el asunto ante la policía. Esta, tras estudiar las imágenes durante varias semanas, ha llevado al jugador ante la justicia. Terry admite que utilizó esa palabra pero no como insulto, sino para aclarar precisamente que no le estaba llamando «nigger».

La situación de Capello estaba ya muy debilitada antes de este conflicto y se daba por segura su marcha después de la Eurocopa de este verano. Su precipitada dimisión de esta noche, que tiene «efecto inmediato», coincide llamativamente con el hecho de que el actual entrenador del Tottenham, Harry Redknapp, ha sido absuelto esta mañana de una acusación de fraude fiscal que pesaba contra él.

Redknapp es desde hace meses el gran favorito de los medios y los aficionados para que un inglés vuelva a dirigir a la selección de Inglaterra, pero esa posibilidad era imposible mientras no se aclarara su situación fiscal.

Esta noche los medios especulan con la posibilidad de que Harry, como se le conoce, se haga cargo de Inglaterra con efecto inmediato, aunque es muy posible que en ese caso tenga que compatibilizar el cargo hasta final de temporada con el Tottenham, con el que tiene otros dos años de contrato y al que está dirigiendo con gran éxito esta temporada. Por un momento pareció que podía incluso aspirar a llevarse el campeonato, dados los numerosos tropiezos del City y el United, los dos equipos de Manchester que encabezan la clasificación de la Premier. Tercero en la clasificación, ahora su gran objetivo parece limitarse a clasificarse para la Champions League, probablemente a costa de su gran rival del norte de Londres, el Arsenal.