martes, 14 de febrero de 2012

Moody´s y Fitch cuestionan «urgencia» de Ottawa para aplicar medidas de austeridad

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Calificadoras cuestionan "urgencia" de Ottawa para aplicar medidas de austeridad

El gobierno federal no necesita recortar el gasto. Implementar esta medida podría afectar la economía de Canadá mientras lucha con una débil demanda global, según los análisis de dos agencias calificadoras.

Steven Hess, el líder analista de Moody´s Canada, dijo al Wall Street Journal que hay un “riesgo que crece” si el gobierno se mueve muy rápido hacia las medidas de austeridad diseñadas para devolverle al país un presupuesto balanceado.

Con un déficit que llega a 2% del PIB, “no hay urgencia” para que Canadá se dedique a resolver el problema, dijo Hess.

Sin embargo, Ottawa ha estado sistemáticamente encontrando la forma de ser eficiente en los departamentos gubernamentales desde el año 2007, con menores tasas impositivas y la crisis económica mundial, que han hecho que el gobierno recurra al gasto en los años recientes.

De acuerdo con el reporte de The Huffington Post, el gobierno ha pedido a los departamentos un  ahorro de 10% en sus gastos.

Las autoridades también han asomado la posibilidad de reformar el Plan de Pensión de Canadá y el de Seguros para la Vejez, la cual ha encontrado resistencia política ante el ministro de Finanzas, Jim Flaherty.

Según un estudio del Canadian Centre for Policy Alternatives, el recorte presupuestario costará entre 60.000 y 68.000 puestos públicos de trabajo entre el 2015 y el 2016, cuando Ottawa pretende que el presupuesto esté nuevamente en azul. El CCPA estima que los recortes incrementarán el desempleo en medio punto porcentual hasta más de 8%, si se toma como referencia el nivel actual.

“No debe tomar una pastilla extremadamente fuerte si no está enfermo”, dijo la analista de Fitch Ratings, Shelly Shetty. La experta sugirió que cualquier movimiento adelantado en el recorte del gasto para alcanzar el balance para el 2016, “no es necesario”.

El gobierno de Harper no ha sido inflexible en sus metas presupuestarias y Flaherty ha incluso mencionado que es posible poner la medida a un lado si la economía toma un giro hacia lo peor.

Quienes se oponen a las medidas de austeridad señalan el ejemplo extremo de Grecia como un indicador de que los recortes acelerados pueden dañar profundamente la economía.

Aunque el desbalance presupuestario de Canadá no es para nada comparable con el de Grecia, los críticos argumentan que la actual situación de Atenas es prueba de que los déficits presupuestarios deberían ser combatidos durante períodos de fortaleza económica.

Foto: Pablo A. Ortiz – Noticias Montreal