sábado, 18 de febrero de 2012

Incendio destruyó 3 centros comerciales en Lima, Perú

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Incendio en Lima

Una vez más Lima, Perú, fue escenario de un gigantesco incendio en el lugar denominado Mesa Redonda,  que destruyó tres centros comerciales. No hubo víctimas que lamentar, solo 10 heridos no graves. En este mismo lugar, hace 10 años ocurrió una tragedia similar, que costó la vida de 350 personas. El lugar como en la anterior tragedia estaba atiborrado de material inflamable, gas propano, y un hacinamiento increíble.

La República

El infierno volvió a instalarse en Mesa Redonda, donde tres galerías de los jirones Paruro, Cusco y Andahuaylas fueron arrasadas por el fuego que se tornó incontrolable durante más de cuatro horas en ese sector del Centro de Lima. Aunque la fiscal Cecilia Vásquez señaló que el incendio afectó 300 puestos, por fortuna, esta vez no hubo muertos, pero sí unos 20 heridos (entre comerciantes, bomberos y policías). Ninguno de ellos de consideración.

Debido al comercio de ferreterías, plásticos, uniformes y útiles escolares, esa zona comercial es muy concurrida en esta época del año, convirtiéndose en una verdadera bomba de tiempo. Las inmensas columnas de humo negro que se distinguían desde todo el centro histórico de la ciudad daban una idea de la magnitud del siniestro. La situación era de grado 9 en la escala del 1 al 10, según graficó un oficial del cuerpo general de bomberos. Unos 150 ‘hombres de rojo’ tuvieron una ardua labor, pero no pudieron impedir que el fuego arrasara el centro comercial La Cochera y alcanzara las galerías Andahuaylas y Cusco, ubicadas en el mismo lugar donde hace 10 años ocurrió el más grande siniestro que costó la vida de unas 350 personas.

FUEGO INCONTROLABLE

Los edificios tienen cisternas con gran capacidad de gas propano y hay otros donde se almacena material altamente inflamable en techos y sótanos.

El fuego se propagó con celeridad. Los extintores no sirvieron de nada. Apenas hubo tiempo para llamar a los bomberos y evacuar los edificios, dijo José Díaz Mendoza, administrador de La Cochera.

Las llamas avanzaron incontrolables consumiendo gran cantidad de plástico y cartones. Pese a las cercanías de la estación Roma 2, las primeras unidades de bomberos llegaron después de 15 minutos, pues no fue fácil ingresar a la zona congestionada. Los brigadistas encontraron otro obstáculo: no funcionaron los sistemas contra incendio de las galerías y tampoco hubo suficiente presión de agua.

«Los hidrantes funcionaban pero no eran suficientes para un incendio de esta magnitud», dijo un oficial de bomberos.

CORTOCIRCUITO

Desesperados comerciantes pugnaban por ingresar a las galerías para intentar rescatar su dinero y productos. La confusión que se generó en el lugar permitió que algunas personas intentaran saquear la mercadería.

El comandante general de bomberos, Antonio Zavala, dijo que se emitió una alerta a todas las unidades de Lima y Callao, explicó.   Sobre la causa del incendio dejó entrever que se haya producido por un cortocircuito, ya que en estas galerías del Cercado se ha constatado la presencia de conexiones expuestas. Más de 2 mil policías y un centenar de efectivos del Serenazgo de Lima participaron en la seguridad.

El gerente de Seguridad Ciudadana de la comuna, Gabriel Prado, informó que los serenos evacuaron a los comerciantes y público que ocupaban las galerías.  El presidente ejecutivo de EsSalud, Álvaro Vidal, confirmó que no se reportaron víctimas fatales.

Tres policías, dos bomberos y quince civiles sufrieron fuertes mareos por inhalación de gases tóxicos. Se trata de los suboficiales de segunda Lizet Obregón Ramírez y Marco Baguardo Cajahuamán. También Reynaldo Chicla García, Edison Samamé Flores, Rubén Flores Castro, César Augusto Lavado ferrero, José Luis García Sairetúpac, el menor Miguel Ángel Aquino Flores, Godoberto Gonzales, Ángel Valdez, Manuel Teodoro y José Canales.

Por la noche, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, afirmó desde Arequipa que la comuna apoyará a los comerciantes damnificados de los incendios de Mesa Redonda y de Villa El Salvador, otorgándoles créditos a través de la Caja Metropolitana de Lima. «Felizmente no hubo pérdidas humanas, porque lo material se puede recuperar», señaló.

Fotos: larepublica.pe