lunes, 20 de febrero de 2012

Kurt Cobain cumple 45 años: un genio criticado que dejó el mejor Unplugged de la historia

Publicado en:
514 Ideas Blogs
Por:
Temas:

Kurt Cobain cumple 45 años

Feliz cumpleaños, Kurt Cobain. Hoy cumplirías 45 años y la gente ha pasado todo el día pensando en qué sería de ti si estuvieras vivo, más que en lo que dejaste atrás cuando te fuiste.

Mucho se ha hablado del líder de Nirvana, el embajador del grunge y de una revolución que empezó en la “aburrida” y lluviosa ciudad de Seattle. ¿Inmaduro? Sí. ¿Egoísta? También. ¿Drogadicto? Obvio. ¿Genio? Indudablemente.

Todo lo malo se ha dicho sobre el profundo e intenso (en el buen sentido, no el del cliché de lentes de pasta) Cobain. Y lejos de de ser un ataque en su contra, es una excusa para “entenderlo”, para descifrarlo. Ese afán por diseccionarlo y volverlo a armar, como a un rompecabezas, nos ha llevado a querer sobreanalizar al misterioso joven que parecía estar fastidiado de todo y todos, pero que al mismo tiempo mantenía un contacto casi místico con la humanidad.

Las teorías vuelan. Se habría desgastado y no tendría ni aroma a leyenda. Otra: odiaría a Foo Fighters y a toda la música de 1994 para acá; mientras que otros lo imaginan adaptándose y dejándose seducir por ese fantasma llamado “ser comercial”. Discos con toque pop o quizás un dúo con algún rapero o un tema en español junto a Shakira (ver Marta Sanchez Ft. Slash).

Pero yo prefiero recordarlo por la grandeza y genialidad que tanto se obligaba a rechazar. Fue el flaco que era cool vistiendo una franela desgastada, el que enseñó que no se necesitaba mover los dedos a velocidades vertiginosas para ser virtuoso; el que reivindicó los zapatos Converse y que demostró que tres acordes bastaban para que una canción pase a la historia.

El que balbuceaba letras entre gritos y llevaba el ruido de la distorsión de su guitarra a los límites, pero que cuando apagó el amplificador y agarró una guitarra acústica, nos dejó, sin saberlo, el mejor concierto unplugged de la historia.

Quiero pensar que más allá de las hipótesis sobre dónde estaría hoy y las críticas a su desastroso estilo de vida, el legado de Kurt Cobain será uno digno de contárselo a nuestros hijos y nietos. Ese legado que se respira cuando un adolescente descubre un disco de Nirvana porque tocó una de sus canciones en Guitar Hero o cuando un alcalde decide poner a un puente del nombre de Cobain, uno de los miembros del fatídico club de los 27.

RECOMENDADO: Craig Hlavaty suelta la imaginación en su blog del Houston Press con algunos de los escenarios de cómo sería la vida de Kurt Cobain en 2012.

VER: Para los que conocen Montreal y conocen Foufounes Électriques, aquí algunos videos  de cuando Nirvana pasó por el histórico bar ubicado en Ste-Catherine.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com