domingo, 26 de febrero de 2012

Caso Iñaki Urdangarín: juez podría imputar a la Infanta Cristina de España

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

La infanta Cristina y el duque de Palma

Fue una sesión maratónica, 16 horas de declaraciones, durante la cual el juez Josçe Castro le planteó a Iñaki Urdangarín 500 preguntas.

El juez asomó la posibilidad de imputar también a la Infanta Cristina , ante la reiterada insistencia de Urdangarín de mantenerla fuera del asunto.

El País

Después de 16 horas de declaración, el juez Castro ha acabado su interrogando al duque de Palma, en el que ha incidido en las operaciones realizadas por Nóos después de 2006, fecha en la que el Rey pidió a su yerno que dejara los negocios.

Josçe Castro ha formulado 500 preguntas.

Es el turno ahora del fiscal, que no tiene intención de pedir el careo entre Urdangarin y su exsocio Torres. El juez ha hablado sobre la imputación de la Infanta Cristina. En sus prolijos comentarios y preguntas, llegó a plantear una hipótesis a Urdangarin, ante tanta reiteración de su papel formal, institucional en Nóos, testimonial, podría desencadenar la citación de la hija del Rey, por tener el mismo rol.  José Castro ha presionado ante las preguntas escapistas del duque de Palma.

Urdangarin no cita al Rey habla «de la Casa de Su Majestad el Rey». Y no habla de su mujer, la infanta ni SAR, como su esposa y socia en Aizóon sino como «la Infanta doña Cristina».

Urdangarin admite negocios con Nóos después de 2006

Segunda jornada maratoniana de declaración para Iñaki Urdangarin en los juzgados de Palma de Mallorca ante el juez José Castro, que, alrededor de las 17.30, ha finalizado su interrogatorio al yerno del Rey, para dar paso a las preguntas del fiscal. Tras un receso a media mañana y una hora para comer, Urdangarin ha vuelto a la sede judicial, en cuyas inmediaciones no se han repetido las protestas de decenas de personas, como ocurrió ayer en la primera jornada del juicio. Durante la mañana y primera hora de la tarde había más periodistas que curiosos o manifestantes.

El instructor del caso Nóos quiere concluir el interrogatorio esta misma tarde, aunque ayer ya advirtió de que el duque de Palma deberá acudir en el futuro de nuevo a responder a sus preguntas. Y quizás a someterse a un careo con su exsocio Diego Torres, en quien Urdangarin intentó descargar ayer toda la responsabilidad. El fiscal no se ha mostrado partidario de solicitar el cara a cara entre los dos imputados.

El interrogatorio, que ya dura unas 16 horas, al que el juez está sometiendo a Iñaki Urdangarin, ha abordado esta mañana las operaciones realizadas por el Instituto Nóos a partir de 2006, después de que el duque de Palma abandonara la presidencia de la entidad. Urdangarin ha contestado al instructor también en este punto y ha alegado que no exigió cobrar los 400.000 euros que Nóos tenía pendientes de cobro del Gobierno de Baleares.

El duque ha explicado, según fuentes del caso, que en 2007, cuando ya no figuraba en Nóos, ejerció de emisario de su socio, Diego Torres ante el entonces director general de Deportes del Gobierno balear, José Luis Ballester, Pepote, después de que éste le llamara en ocho ocasiones. El juez le exhibió un email del 21 de julio de 2008 en el que reclamó a Torres su parte en cuatro proyectos pendientes. Lo razonó y matizó.

Antonio Alberca, el abogado del expresidente del Gobierno balear Jaume Matas ha afirmado que el juez José Castro ha amenazado a Iñaki Urdangarin con la «tortura» que supondría un careo con su exsocio. También ha señalado que el juez podría imputar al expresidente Camps y a la alcaldesa de Valencia.

Además, según la agencia Efe, Iñaki Urdangarin ha asegurado, en todo momento, que desconoce la existencia de una trama de empresas urdida, supuestamente por él y por su exsocio Diego Torres, para desviar dinero público obtenido por el Instituto Nóos, tal y como sospecha la Fiscalía Anticorrupción.

El duque de Palma ha señalado desconocer también la gestión administrativa y la facturación de estas empresas, en un interrogatorio en el que habla principalmente el juez y el duque responde escuetamente con su desconocimiento de los hechos investigados.

Foto: telegraph.co.uk