jueves, 1 de marzo de 2012

Ministro Jason Kenney se compromete a trabajar por un sistema de inmigración rápido y flexible

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Jason Kenney Toronto Metropolis

El ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney, reforzó la visión del país para conseguir un sistema de inmigración rápido, eficiente y que se ajuste a las necesidades de la nación.

Kenney remarcó el compromiso del Gobierno Federal durante un discurso durante la conferencia National Metropolis, un evento anual que reúne a investigadores, trabajadores sociales y miembros activos de las distintas comunidades.

“La inmigración está jugando un creciente rol importante en nuestra economía y necesitamos un sistema que haga un mejor trabajo para atraer a las personas que tienen las capacidades que son demandadas y que los estamos trayendo de manera rápida”, señaló Kenney, según un comunicado publicado por el Ministerio de Inmigración canadiense.

“Hemos dado grandes pasos hacia un sistema de inmigración que sea rápido y flexible, pero sabemos que queda más trabajo por hacer”.

En el último año el Gobierno conservador ha anunciado distintos cambios en sus políticas migratorias para alinear el sistema de migración con las necesidades del país. Aún así, muchos han criticado los cambios por considerarlos muy estrictos con los inmigrantes ilegales y con las personas mayores de los programas familiares.

Kenney remarcó el éxito que ha tenido el programa de trabajadores calificados, así como el Canadian Experience Class, que permite a los inmigrantes que están de manera temporal en el país por trabajo o estudios, conseguir la residencia permanente.

De igual forma, alabó la labor de los programas provinciales, que, en casos como el de Saskatchewan, han ayudado al crecimiento de la población y de la economía en las provincias del oeste.

Aún así, para el ministro todavía hay muchos puntos a mejorar. Kenney dice que el sistema de puntuación para el programa de trabajadores calificados debería ser modificado, para ser más flexible e inteligente. Para Canadá, el dominio de las lenguas oficiales debería otorgar mayor puntuación.

De igual forma, el ministro piensa que los candidatos a inmigrar que sean jóvenes y con gran experiencia y calificaciones deberían ser procesados con mayor rapidez, tomando en cuenta que son los que podrán contribuir a la economía canadiense de manera casi inmediata.

Por otra parte, hizo un llamado a todos los empresarios e inversionistas, admitiendo que deben hacer un mejor trabajo para atraerlos y ofrecerles mejores planes. Como ejemplo pone lo ocurrido en Estados Unidos, donde la mitad de las 50 empresas más grandes del país fueron fundadas por inmigrantes.

Además, el ministro se comprometió a trabajar para reducir las largas listas de espera y los tiempos de procesamiento de las aplicaciones de inmigración, que en algunos casos llegan a más de 7 años.

“No tiene sentido decirle a la gente ‘aplique ahora, ponga su vida en espera por algunos años antes de que le digamos si está calificado’”, admitió. “Continuaré haciendo cambios para crear un sistema de inmigración más rápido y más flexible. Los canadienses merecen un sistema que ponga de manera audaz los intereses de Canadá por delante”.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: CIC