viernes, 2 de marzo de 2012

Inmigración: anuncian cambios al programa de apadrinamiento de esposos para evitar fraudes

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Inmigración Canadá - Jason Kenney cambios al programa de apadrinamiento

El Gobierno de Canadá quiere enviar un aviso claro a quienes abusan del matrimonio como una herramienta para venir a Canadá por medio del apadrinamiento.

El ministro de Inmigración, Jason Kenney, anunció este viernes un cambio en el programa de apadrinamiento para luchar contra los casos de matrimonios por conveniencia.

Hasta hoy las personas que conseguían la residencia permanente a través del apadrinamiento de su pareja o esposo podían apadrinar a un nuevo esposo o cónyuge sin necesidad de que se cumplieran los tres años de compromiso del acuerdo inicial.

Esto generó numerosos casos de matrimonios por conveniencia. Personas que se casaban para obtener la residencia y una vez llegaban a Canadá, solicitaban a sus parejas de verdad.

“Tuve reuniones a lo largo del país para escuchar a las víctimas de matrimonios fraudulentos”, señaló el ministro Kenney. “Además del dolor que sufren por ser engañados, estas personas estaban molestas. Sintieron que las habían usado como una forma de venir a Canadá”.

El ministro hizo referencia a los numerosos casos de personas que se involucraban en una relación con residentes o ciudadanos canadienses y una vez conseguían su residencia a través del programa familiar de inmigración, solicitaban el divorcio y introducían la aplicación de apadrinamiento para sus nuevas parejas.

A partir de ahora, las personas que consiguieron su residencia a través de un apadrinamiento tendrán que esperar cinco años desde el momento que llegaron a Canadá para introducir una aplicación para traer al país a su nueva pareja.

“Estamos tomando acciones porque la inmigración a Canadá no debe ser utilizada en base a un engaño”, agregó el ministro Kenney.

La barra de cinco años para poder solicitar un apadrinamiento fue propuesta en abril de 2011 y entró este viernes en vigencia luego de numerosas consultas con varios organismos, así como la comunidad.

De igual forma, el ministerio de Inmigración continuará un proceso de consultas públicas para determinar otras medidas para combatir los casos de fraude en el programa de inmigración para familias. Se espera que las reuniones inicien en las próximas semanas.

La idea es poner sobre la mesa distintos requisitos para blindar el programa de apadrinamiento de esposos o cónyuges.

“Muchas personas que fueron parte de las consultas fueron sumamente claras al decir que los matrimonios fraudulentos representan una amenaza a nuestro sistema de inmigración”, señaló Kenney. “Nuestro gobierno ha escuchado a las víctima de matrimonios fraudulentos y a todos los canadienses y actuó para luchar contra los que se involucran en fraude y abusan de la generosidad de los canadienses y de nuestro sistema de inmigración”.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: CIC